#PuntoDeVista Manolo Monereo

maxresdefault
La tensión entre Weber y Marx implica la socialización del poder con los de “abajo” y organizar el poder con ellos, sabiendo que la gente común no está siempre organizada. En este punto se plantea la división entre quienes piensan que el poder consiste en gestionar su maquinaria, y los que pensamos que es necesario buscar la participación de las masas en el poder. Se trata de una tensión permanente, en la que la gestión participativa supone implicar al máximo a nuestra gente, sabiendo que la participación nunca va a ser masiva y permanente. – Manolo Monereo