#PuntoDeVista Manolo Monereo

maxresdefault.jpg

¿Cómo gobernar contra la gente y que esta te vote? Lo fundamental es tener, como claramente tienen, el control de los medios de comunicación. La dependencia de las cadenas comunicacionales es de acero inoxidable: el capital financiero, las grandes empresas y demás oligopolios influyen de forma masiva en los medios imponiendo un discurso repetido hasta la saciedad: esta política, la neoliberal, es la única posible y no tiene alternativa. Los medios, sin embargo, no lo pueden todo, hay otros procedimientos más sutiles y, a la vez, más brutales: empobrecer, precarizar, desesperar hasta la rendición; vender la condición humana esencial por lo que quiera y desee el empresario. La libertad de mercado ejercitada despóticamente en el cuarto oscuro de la empresa capitalista: santo y seña de la explotación de una fuerza de trabajo sin derechos y sumisa, sí, sumisa estructuralmente y sin poder en la sociedad. Al final la correlación de fuerzas y de poderes comienza y termina aquí: la hegemonía total del empleador frente al asalariado, obligado a comprometerse en la urgencia a cualquier precio, puesto que la venta de su fuerza de trabajo es su único medio de sobrevivir. – Manolo Monereo