1 Comment

  1. Y también podemos decir, que así como nosotros disfrutamos de lo que hacemos, de lo que leemos, de lo que aprendemos a diario; no podemos obligar a nadie a leer, si no es de su interés hacerlo.

Comments are closed.