Popol Vuh: Síntesis Cuarta Parte

Codex_Magliabechiano_(141_cropped).jpg
Las Masacres de las Tribus
Muchos pueblos fueron fundados cerca de los caminos, pero nadie sabia donde estaban Balam-Qutze, Balam-Acab, Mahucutha e Iqui-Balam. Los cuatro hombres, cada vez que alguien pasaba cerca de donde ellos estaban empezaban a gritar imitando al tigre, al león, y al gato salvaje, por lo cual los habitantes de los pueblos vecinos pensaron que éstos hombres no tramaban nada bueno. Balam-Qutze, Balam-Acab, Mahucutha e Iqui-Balam le rendían tributo al dios Tohil, y como sacrificio le ofrecían sangre de venado y demás animales, junto con su sangre de los brazos y las orejas. Tohil, casi satisfecho les dijo que bajaran a los pueblos y le trajeran mejores sacrificios. Fue así como Balam-Qutze, Balam-Acab, Mahucutha e Iqui-Balam iniciaron la matanza de las tribus. A cada persona que sacrificaban la decapitaban y tiraban la cabeza a la orilla de los caminos para que todos pensaran que era obra de los animales salvajes, pero esto no funciono. La gente de las tribus decidieron derrotar a los dioses ya que estos tenían forma humana, entonces podrían ser engañados fácilmente. Dos doncellas llamadas Ixtah e Ixpuch fueron convocadas para que sedujeran a los dioses y les quitaran una prenda, y así lo hicieron. Las doncella regresaron con las capas de los dioses, y sin éstas los dioses perecieron.

Al ver que fueron capazes de derrotar a los dioses, las tribus se reunieron para idear un plan para acabar con Balam-Qutze, Balam-Acab, Mahucutha e Iqui-Balam. A pesar de que las tribus contaban con muchos mas soldados, armas y poder en general, fueron vencidos por los cuatro señores.

El Pueblo Quiché
Balam-Qutze, Balam-Acab, Mahucutha e Iqui-Balam estaban a punto de morir, entonces les dieron consejos a sus hijos y después partieron hacia la montaña en donde desaparecieron. Qocaib, Qoacutec y Qoahau, hijos de los cuatro señores poseían gran inteligencia y conocimiento. Aquellos tres señores se dirigieron al oriente a recibir su trono como lideres de las tribus Rabinal, Cakchiqueles y Tziquinaha. Como reyes de éstas tribus permanecieron mucho tiempo hasta que decidieron partir hacia otros territorios.

A continuación se narra el origen de muchas de las casas y familias que conformaron el pueblo quiché. Unas al mando del rey Cotuha, y otras al mando de Gucumatz. Dichos pueblos y tribus prosperaron y perduraron por mucho tiempo.