Dignidad

Rebaño.JPG

Bienaventurados los que tienen alma de esclavos, porque podrán vivir adaptados al sistema.

El rebaño está conformado por la gente a quienes no les importa si su vida es controlada por otros con fines de su propio beneficio, a veces desmedido; sólo les importa el tener las cosas que ve que otros tienen o puedan tener y el hacer la vida que ve o imagina que los otros hacen. Son gente dispuesta a negociar su libertad a cambio de una dignidad material.

Pero existe otra gente a quienes sí les interesa no ser controlados, o al menos no de una manera que ellos no puedan conocer y limitar, y siempre queriendo saber quiénes los controlan, en qué aspectos y de qué modo. Se sienten incómodos con la idea de ser controlados y pueden prescindir de tener todas las cosas que ven si esto va a quitarles movilidad; son gente que valora su libertad. O lo que es lo mismo, su dignidad personal.

Libertad y dignidad no son términos que nosotros manejemos con frecuencia; los utilizan los políticos cuando nos mienten que las tenemos, y esto es solamente cuando nos están quitando una nueva porción de ellas.