1° de mayo en Europa: disturbios en París; España y Grecia marchan contra corrupción

En Europa, miles de personas se han agrupado alrededor de decenas de calles, avenidas, plazas para ratificar ideales, demandar agresiones, rendir tributo o buscar unidad de acción.


Trabajadores y activistas en toda Europa conmemoraron el lunes el Día Internacional del Trabajo con marchas y protestas para exigir mejores salarios y condiciones laborales.

En Madrid, miles de personas se manifestaron para defender los derechos de los trabajadores y “contra la corrupción”, uno de los lemas de las marchas del 1 de mayo.

La manifestación del centro de la capital se produjo tras el estallido de un nuevo escándalo del Partido Popular, en el poder, sospechoso de malversación de fondos públicos en la administración de una empresa pública regional de gestión de aguas.

Los dos principales sindicatos de España convocaron a marchas en más de 70 ciudades con motivo del Día del Trabajo. Los sindicatos UGT y CCOO exigieron que el gobierno conservador español revoque las medidas que hacen más fácil despedir a trabajadores, y que aumente los salarios y pensiones. Hubo marchas también en Barcelona, Sevilla, Valencia y otras ciudades.

En Grecia, varios miles de personas se congregaron en el exterior del Parlamento griego mientras los sindicatos se preparan para afrontar las nuevas medidas de austeridad impuestas por los prestamistas internacionales del país.

Atenas acoge dos grandes manifestaciones en la jornada feriada, en la que muchos empleados de servicios públicos están en huelga.

Al tiempo que arrancaban las protestas, funcionarios gubernamentales se prepararon para continuar con las conversaciones en un hotel del centro de Atenas con representantes de los acreedores internacionales, mientras las partes ultiman un acuerdo para mantener los draconianos controles de gasto una vez finalice el programa de rescate.

Se espera que el diálogo terminara el domingo. Los próximos recortes de gasto incluyen nuevas rebajas en las pensiones y una subida de impuestos, la última en siete años de severa austeridad.

El principal sindicato del país, GSEE, convocó una huelga general para el 17 mayo en protesta por este último paquete de medidas.

En París, dos policías resultaron heridos en enfrentamientos con encapuchados este lunes al margen de los desfiles por el 1 de mayo y a seis días de la segunda vuelta de la elección presidencial en Francia, indicaron las autoridades.

El desfile, encabezado por cuatro sindicatos detrás de una pancarta con el lema “Contra los retrocesos sociales, caldo de cultivo de la extrema derecha”, tuvo que detenerse en varias ocasiones. Varios individuos, situados delante de la manifestación, se enfrentaron a los cordones policiales con proyectiles, a veces encontrados en el lugar, y con cócteles Molotov.

Los sindicatos no lograron este año repetir la unión sindical detrás de la que se encaminaron en 2002 para evitar que Jean-Marie Le Pen, entonces candidato calificado en la segunda vuelta de la presidencial frente al conservador Jacques Chirac, llegara a la presidencia.

Este lunes desfilaron divididos sobre las consignas de voto para bloquear a la actual candidata de la extrema derecha, Marine Le Pen, que se enfrentará en las urnas el próximo domingo 7 de mayo al centrista Emmanuel Macron.

 

Con información de El País, La Jornada y Cubadebate