Condoleezza Rice podría convertirse en la representante de EEUU para los Balcanes

La autoproclamada República de Kosovo insiste en que Estados Unidos se una al diálogo sobre la normalización de las relaciones entre Belgrado y Pristina —la capital kosovar—. En este contexto, la idea debatida en Washington a lo largo de varios años sobre la posibilidad de nombrar un enviado especial para los Balcanes, vuelve a adquirir relevancia.

Según fuentes consultadas por Sputnik en Belgrado y Kosovska Mitrovica —ciudad en el norte de la provincia, dividida en partes serbias y albanesas—, la principal candidata para este puesto sería la ex secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice. Esta elección permitiría usar la “mano firme” estadounidense en Kosovo y Bosnia y Herzegovina para tratar de controlar las actividades de Rusia en los Balcanes.Además, el nombramiento de Rice para este puesto satisfaría tanto a los demócratas como a los republicanos. Otro detalle importante es el hecho de que Rice es considerada una buena conocedora de Rusia.

De acuerdo con las fuentes consultadas por Sputnik, EEUU no tiene la intención de interferir directamente en las negociaciones que, al final del proceso, planean ofrecer membresía en la Unión Europea a Belgrado, y el estado de candidato a miembro de esta organización a Kosovo.

“Estados Unidos no desea interferir directamente en las negociaciones. Su propósito es supervisar los procesos finales relacionados a Kosovo, así como resolver el problema de Bosnia y Herzegovina, relacionados principalmente a los procesos políticos que tienen lugar en la República Srpska”, afirmó la fuente, que prefirió permanecer anónima

Agregó, además, que “Kosovo y Bosnia y Herzegovina son proyectos de autoría de Estados Unidos” y “trampolín político” del país norteamericano en Europa.

“A medida que cambia Europa, es cada vez más importante para EEUU fortalecer su influencia política en los Balcanes, eso sin mencionar los aspectos militares”, subrayó.

Recordó que, solamente en el último año, los Balcanes fueron visitados por unos 100 senadores y congresistas estadounidenses, lo que, en comparación con la década anterior, puede ser considerada como una actividad sin precedentes.

De acuerdo con la fuente, esos políticos estarían preparando un documento acerca de la necesidad de EEUU de participar en la cuestión de los Balcanes. El documento sería presentado al Congreso y al presidente estadounidense, lo que les obligaría a inmiscuirse en los procesos balcánicos aunque esto no figure en la lista de prioridades actuales.”Sin embargo, Estados Unidos tiene un plan B: involucrar el Reino Unido en la cuestión, ya que es justamente Londres quien ahora representa los intereses de estadounidenses en Europa”, concluyó.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.