Los Pumas esperan un buen final para su gira europea en Irlanda

La selección argentina de rugby pondrá el sábado (17h30 GMT) punto final a su gira de test-matches de noviembre en Europa, con un duelo ante Irlanda en Dublín, frente a la que intentará regresar a casa con un buen sabor.

El pasado fin de semana, los Pumas ganaron 31-15 a Italia y con ello pudieron romper una racha de siete derrotas consecutivas, incluyendo la sufrida una semana antes en Twickenham ante Inglaterra por 21-8.

El año 2017 de Argentina no ha sido muy positivo y antes del partido ante los italianos solo había ganado un partido, en junio ante Georgia. Después llegó su mal papel en el Rugby Championship, con un pleno de cinco derrotas.

Vencer a Irlanda en Dublín sería un triunfo de prestigio que permitiría empezar a mirar a 2018 con optimismo.

“Sentimos que podemos hacer historia, pero sabemos que Irlanda está en uo de sus mejores momentos. Será problablemente un partido más que intereante para nosotros”, estimó el capitán Agustín Creevy.

Argentina tiene buenos recuerdos de duelos ante Irlanda en Mundiales, habiendo ganado al XV del Trébol en las grandes citas de 1999, 2007 y 2015, pero nunca consiguieron vencer en sus visitas a Dublín.

“Para nosotros supone una gran motivación jugar este partido, considerando lo que significa para nosotros jugar ante Irlanda y más todavía siendo el último partido de la temporada”, añadió Creevy.

En el Mundial de hace dos años, Argentina se impuso en cuartos de final por un contundente 43-20 a los irlandeses, campeones del Torneo de las Seis Naciones en 2014 y 2015, tercero en 2016 y segundo en 2017.

– Tres cambios en Argentina –

El equipo dirigido por Daniel Hourcade introducirá tres cambios en su XV titular con respecto al utilizado en Italia.

El forward Juan Manuel Leguizamon dejará su puesto a Tomás Lezana.

En la línea de tres cuartos Matías Moroni sustituirá a Matías Orlando y Ramiro Moyano hará lo propio con Sebastián Cancelliere.

Por su parte, el seleccionador de Irlanda, Joe Schmicht, decidió jugar ante el equipo sudamericano con una pareja de centros inexperimentada, con Bundee Aki y Chris Farrell, para dotar de músculo a una línea de atrás amputada por la ausencia del lesionado Robbie Henshaw.

Aki (27 años) y Farrell (24 años), con una internacionalidad cada uno, estarán acompañados por el también novato Adam Byrne, que debutará con el XV del Trébol.

En sus dos últimos partidos, Irlanda derrotó a Sudáfrica (38-3) y a Fiyi (23-20).

En el partido, el capitán Rory Best, de 35 años, se convertirá en el cuarto jugador irlandés con más partidos internacionales con el equipo, al llegar a 106.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.