Más de 30 migrantes muertos y 200 supervivientes en la costa de Libia

Más de 30 migrantes murieron el sábado en el naufragio de dos embarcaciones ante las costas libias, y otros 200 consiguieron escapar sanos y salvos, informó la Armada libia.

Los servicios de guardacostas tuvieron que salir para dos operaciones de salvamento, ante Garabulli (60 km al este de Trípoli).

En la primera hallaron 31 muertos y 60 supervivientes a bordo de una embarcación, en la otra 140 supervivientes.

El coronel Abou Ajila Abdelbarri, responsable de los guardacostas en Trípoli dijo que “al llegar al lugar, descubrimos una primera embarcación neumática” y “pudimos salvar 60 personas y recuperar 31 cuerpos del agua”.

En la segunda embarcación había “140 sobrevivientes”, agregó, sin precisar si había desaparecidos.

“Las condiciones climáticas de estos días parecen propicias al envío de migrantes hacia las costas europeas a bordo de embarcaciones vetustas” que llegan a destino con dificultad, añadió.

Según el comandante Nasser al Gammoudi, comandante del “Sabratha” de los guardacostas de Trípoli, “el 75% de la primera embarcación estaba sumergido”.

“Durante cinco horas, buscamos otros sobrevivientes. Después, atraídos por gritos, pudimos socorrer a una mujer”, dijo.

Los sobrevivientes fueron llevados a la base naval de Trípoli, donde las autoridades libias les suministraron agua y comida.

La ONG francesa SOS Méditerranée anunció más tarde que rescató en aguas internacionales frente a Libia, a más de 400 personas que estaban a bordo de un barco de madera muy deteriorado.

Los guardacostas italianos, que coordinan las operaciones de rescate en aguas internacionales, dijeron a la AFP que otras operaciones de salvamento se están llevando a cabo el sábado por la noche.

También revelaron que un total de 1.500 personas fueron salvadas el jueves y el viernes.

Los migrantes interceptados salvados por los guardacostas libios son por lo regular detenidos con miras a ser repatriados a sus países, pero la espera es a veces larga y se da en lugares y condiciones deplorables.

El drama del sábado ocurre días después de la difusión por la cadena de televisión estadounidense CNN de un documental que mostró la existencia de ventas de esclavos migrantes cerca de Trípoli, lo que causó conmoción e indignación en el mundo.

Las autoridades libias iniciaron una investigación para identificar y detener a los responsables para que respondan ante la justicia por sus actos, calificados de “inhumanos”.

Desde que estalló el escándalo las autoridades libias se defienden al subrayar la carga que representa el problema de los migrantes, cuando el país ya está afectado por crisis políticas, inseguridad y graves dificultades económicas desde la caída del régimen de Muamar Gadafi en 2011.

El número de personas que atraviesan el Mediterráneo desde Libia para llegar a Italia bajó entre julio y septiembre, pasando de 11.500 a 6.300, para un total de 21.700 en todo el trimestre.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.