Sanchez: otra periodista de izquierda busca poder en Chile

La entrada de Beatriz Sánchez a la carrera por la presidencia de Chile es casi histórica: por primera vez desde el fin de la dictadura militar en 1990, los reflectores se han posado sobre un tercer candidato en medio de una competencia que solía disputarse entre la centroizquierda y la derecha en el país sudamericano.

“Hoy comienza una historia nueva de la historia política de Chile (…), un tercer bloque comienza a disputar el poder. Lo saben y nos tienen miedo”, declaró Sánchez en julio de este año cuando se impuso en primarias con el 67% de las preferencias frente al sociólogo Alberto Mayol. Y aunque encuestas locales de fines de octubre le dan la delantera al expresidente derechista Sebastián Piñera (44,4%) seguido del candidato oficialista de izquierda, Alejandro Guillier (19,7%), Sánchez es la tercera (8,5%) para el electorado.

Su carrera política empezó en abril, poco después de renunciar a un programa de radio en el que abordaba temas coyunturales de la política local. Sánchez, de 46 años, representa al Frente Amplio (FA), formado por 14 pequeños partidos y algunos grupos sociales. Además tiene el impulso de exdirigentes del movimiento estudiantil universitario.

Nacido en enero de este año, el FA se constituyó como una alternativa a la multipartidaria oficialista Nueva Mayoría (NM) de la presidenta Michelle Bachelet.

“El FA aparece como un actor que eventualmente podría generar un cierto cambio, una cierta renovación de la clase política”, dijo a The Associated Press el analista político de la Universidad de Santiago de Chile, Marcelo Mella. “La promesa del FA es generar esa renovación que al parecer una buena parte de la sociedad espera y que hace que entre el 40% y 50% de la población no tenga motivación para ir a votar”, agregó.

Uno de los mayores retos de Sánchez ha sido ganar el apoyo de los empresarios, ya que la candidata ha dicho que de obtener el poder impondría un impuesto a los más ricos del país. Su programa de gobierno propone cobrar a los adinerados un 2% de interés por cada cinco millones de dólares que posean. Una propuesta como ésa perjudicaría a Piñera, quien según la revista Forbes posee 2.700 millones de dólares.

Sánchez, que se ha asumido como feminista y partidaria del aborto, desarrolló su vida profesional entre cinco estaciones de radio y un par de canales de televisión. Recientemente se ha centrado en temas de actualidad, como el rechazo al sistema de pensiones, la corrupción, la desigualdad de género y la colusión empresarial.

La candidata izquierdista estudió periodismo en Concepción, en el sur del país, lejos del balneario de Viña del Mar donde nació. Se embarazó a los 19 años y ha dicho que eso resultó “atroz” para sus padres, quienes al parecer accedieron a darle apoyo económico para que lograra terminar su carrera. Años después se casó con el padre de su hijo mayor y tuvo dos más.

En su carrera ha obtenido premios como “Mejor Periodista Televisiva” en 2014 y “Premio Raquel Correa” en 2016.

Con información de AP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.