Todos los secretos del ‘patito infernal’ ruso, en 60 segundos

El cazabombardero polivalente ruso Su-34, apodado ‘patito infernal’ por la forma de su parte delantera, no solo es capaz de realizar ataques contra objetivos terrestres, sino que también puede participar en combates aéreos.

La aeronave militar es una versión modernizada del caza pesado Su-27. No obstante, a diferencia de su predecesor, cuenta con ciertas características únicas. Por ejemplo, los pilotos están sentados el uno junto al otro, algo que facilita la comunicación entre ambos.

Pese a que el prototipo del avión realizó su primer vuelo el 13 de abril de 1990, la fabricación en serie del Su-35 se inició en 2008 debido a la difícil situación económica que atravesó el país eslavo durante la década anterior. Actualmente, la Fuerza Aérea rusa cuenta con un centenar de aeronaves de este modelo.

El radar Kopie-DL, instalado en la parte trasera del Su-34, es capaz de detectar objetivos terrestres y aéreos a una distancia de hasta 250 kilómetros. Además, puede lanzar ataques contra cuatro blancos a la vez. El ‘patito infernal’ también puede ser utilizado para la lucha radioelectrónica, puesto que es capaz de ‘cegar’ a los sistemas antiaéreos enemigos.Los asientos de los pilotos a bordo del cazabombarderos ruso de 4++ generación están equipados con un masajeador eléctrico. El Su-34 también cuenta con un sistema de aire acondicionado, un microondas y un baño químico. El ‘patito infernal’ ruso puede alcanzar una velocidad máxima de 2.200 kilómetros por hora y tiene una autonomía de hasta 7.000 kilómetros. Además puede cargar hasta 12.000 kilogramos.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.