Economía mantiene la previsión para 2017 pese al parón catalán

La economía española crecerá un 3,1 por ciento en el conjunto de 2017, en línea con la previsión oficial del Gobierno, pese a la desaceleración en Cataluña en el último trimestre del año, dijo el jueves el ministro de Economía.

En la imagen, el ministro español de Economía, Luis de Guindos, durante una entrevista con Reuters en Madrid, el 5 de octubre de 2017. REUTERS/Sergio Pérez

Tras confirmarse un crecimiento del 0,8 por ciento intertrimestral en el tercer trimestre, Luis de Guindos dijo que, pese al impacto del conflicto secesionista en la economía catalana, la fortaleza de la actividad en el resto de las regiones mantendrá el sólido ritmo de los últimos meses del ejercicio.

“En el cuarto trimestre vamos a tener una tasa muy parecida (a la del tercero) de crecimiento económico, lo cual nos garantiza que el crecimiento esté por encima del 3 por ciento”, dijo De Guindos.

“En el conjunto nacional en el tercer trimestre hemos ido de menos a más”, dijo el titular de Economía. “Hemos entrado en el cuarto trimestre en el conjunto nacional con una inercia positiva, por tanto el 3,1 por ciento está garantizado, habrá una desaceleración en Cataluña, pero yo espero que eso seamos capaces de superarlo lo antes posible”, indicó.

De Guindos dijo que el impacto de la crisis política en Cataluña -una región que supone en torno a un quinto del PIB nacional-, que se ha notado especialmente en el comercio minorista y la inversión en el mes de octubre, se aminore en los dos últimos meses del ejercicio tras la intervención del Estado en la región a finales de octubre.

“La normalización que se va a producir (con la intervención del Gobierno central hará que) Cataluña vuelva otra vez a tasas de crecimiento próximas al 1 por ciento trimestral, por encima o en torno al 3 por ciento anualizado y que vuelva a liderar el crecimiento en España”, dijo Guindos, que destacó la “normalización” de la actividad catalana en noviembre.

El Gobierno español ha advertido del riesgo que supone para la actividad que se mantenga el conflicto independentista, que alcanzó en octubre sus mayores cotas de tensión y llevó al Ejecutivo a rebajar la previsión de crecimiento para 2018 en tres décimas, hasta el 2,3 por ciento, aunque Guindos reiteró el jueves que esta rebaja podría revertirse.

“Por tanto la reducción que nosotros hemos aplicado (…) yo espero que tal como está evolucionando el tema se normalice y seamos capaces de volver a tasas tanto en Cataluña como en el resto de España próximas al tres por ciento”, señaló.

Con información de Reuters

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.