EEUU y Corea del Norte están cerca de un “agujero negro”

El ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, manifestó su poco optimismo en que las relaciones entre EEUU y Corea del Norte mejoren. Apuntó a que la península coreana está sumida en un “círculo vicioso” de confrontación. La situación solo mejorará si dejan de sonar tambores de guerra.

Las palabras de Yi llegan después de que Corea del Norte culpara a Estados Unidos de las tensiones en la región y acusase a Washington de “chantaje nuclear”.

Y es que el conflicto que la península lleva arrastrando desde hace tiempo se está haciendo más visible desde finales de noviembre, con los estadounidenses enviando su bombardero nuclear B-1B el 6 de noviembre a la región para que participe en los ejercicios militares conjuntos con Corea del Sur y Corea del Norte llevando a cabo el ensayo de otro misil balístico intercontinental.El ministro de Exteriores chino dijo en Seúl que esos mismos ejercicios militares deberían concluir e instó a Pyongyang a poner fin a su programa nuclear.

“El vicioso círculo de la confrontación continua enquistado en la península coreana y las perspectivas dejan poco lugar para el optimismo (…) Deberíamos apartar la península del agujero negro de confrontación para crear las condiciones necesarias para reanudar el diálogo”, manifestó Wang Yi.

Yi señala que cualquier acción que se sitúe fuera del marco del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas dañará la unidad del consejo y los derechos legítimos de otras naciones.

La ONU visita Pyongyang

El subsecretario general de la Organización de Naciones Unidas, Jeffrey Feltman, llegó el 9 de diciembre a Pekín para impulsar la visión del ministro chino después de la visita de cinco días a Corea del Norte.

“En esas reuniones, [desde Corea del Norte] se dijo que la política hostil estadounidense [hacia el país] y su chantaje nuclear son los culpables de la tensa situación de la península coreana”, añade la KCNA. Pyongyang estuvo de acuerdo con la ONU en “volver a la normalidad en el trato con visitas a distintos niveles”.Pyongyang ha repetido que los ejercicios militares conjuntos de EEUU y Corea del Sur equivalen a una provocación y que su objetivo es “lanzar un ataque nuclear preventivo y por sorpresa contra [Corea del Norte].

Desde la embajada de China en Washington señalan que Pekín ha enviado a su viceministro de Exteriores, Zeng Zeguang, a Washington para hablar sobre la crisis y sobre otras cuestiones con altos cargos estadounidenses.

Rusia también apuesta por el diálogo entre Estados Unidos y China. El viceministro de Exteriores ruso, Sergúei Riabkov, afirmó en septiembre que Corea del Norte está muy interesada en un diálogo directo con Estados Unidos. “Pyongyang está sumamente interesado”, fueron las palabras de Riabkov, que añadió que, sin embargo, no está seguro de que el Gobierno estadounidense muestre la misma voluntad y determinación política de participar en ese diálogo.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.