La milicia kurda YPG dice toma región oriental siria del Estado Islámico

La milicia siria kurda del YPG dijo el domingo que había capturado por completo el territorio al este de Deir al-Zor de manos del Estado Islámico con la ayuda tanto de la coalición liderada por Estados Unidos como de Rusia.

En la imagen de archivo, combatientes de la YPG en Raqa, Siria. REUTERS/Goran Tomasevic/Files

La milicia encabeza las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), una alianza en su mayor parte de milicias kurdas y árabes que combaten contra el Estado Islámico con el respaldo de Washington. La ofensiva de la milicia kurda en la provincia de Deir al-Zor, que limita con Irak, se ha centrado en el territorio al este del río Éufrates.

En la ribera occidental, el Ejército sirio ha llevado a cabo su propio ataque contra el Estado Islámico con apoyo de milicias respaldadas por Irán y Rusia.

Los asaltos separados avanzaron desde posiciones opuestas del río, que cruza la región rica en petróleo de Deir al-Zor, manteniéndose cada uno fuera del camino del otro. La coalición liderada por Estados Unidos y los militares rusos han mantenido reuniones para evitar enfrentamientos entre aviones y tropas, aunque las dos ofensivas a veces han entrado en conflicto.

El componente más poderoso de las FDS, la milicia YPG, anunció que había derrotado a los combatientes del Estado Islámico en su lado “con cooperación de las tribus árabes”.

La coalición encabezada por Estados Unidos y las fuerzas rusas en Siria dieron “apoyo aéreo y logístico, asesoramiento y coordinación sobre el terreno”, según un comunicado. “Esperamos un aumento de este apoyo para asegurar la cobertura aérea necesaria”, añadió.

Un portavoz de la YPG declaró la victoria en la localidad de Deir al-Zor en presencia de un enviado ruso de la base rusa en Siria de Hmeimim, dijo.

El secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis, dijo esta semana que mientras la batalla contra el Estado Islámico entra en su fase final esperaba que la atención se centre en mantener el territorio en lugar de armar a los combatientes kurdos sirios.

El apoyo de Washington a la YPG ha enfurecido a Turquía, que ve como una amenaza a la seguridad la creciente influencia de las fuerzas kurdas en su frontera. Ankara considera que la YPG es una extensión del movimiento proscrito del Partido de los Trabajadores del Kurdistán, que ha realizado una insurgencia en territorio turco desde hace décadas.

Desde el inicio de la guerra civil siria en 2011, la YPG y sus aliados se han hecho con regiones autónomas en el norte. Ahora controlan alrededor de una cuarta parte de Siria, la mayor parte fuera del control del Gobierno sirio, tras tomar un amplio territorio del Estado Islámico.

Sus planes de autonomía se enfrentan a la oposición de su aliado en el campo de batalla, Washington, Turquía y el Gobierno sirio.

La YPG dijo el domingo que estaba formando consejos civiles para Deir al-Zor que incluían a kurdos, árabes y otros basados en el “principio de democracia y autogobierno”, siguiendo con los preparativos realizados en otras regiones y ciudades controladas por los kurdos.

Con el Estado Islámico cerca de su caída en Siria, los líderes kurdos sirios esperan una fase de negociaciones para apuntalar su autonomía en el norte. Pero en los últimos meses Damasco y sus aliados de Irán han afirmado sus ambiciones de tomar el territorio bajo el control de los kurdos.

Con información de Reuters

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.