La tensión marca el inicio del traslado de las obras de Sijena

Agentes policiales activaron el lunes de madrugada el dispositivo para llevarse del Museo de Lleida los bienes del aragonés monasterio de Villanueva de Sijena, en cumplimiento de una resolución judicial sobre un largo litigio entre Cataluña y Aragón que tiene ahora especial repercusión por la crisis independentista.

Decenas de vecinos se congregaron a las puertas del museo leridano, algunos con pancartas que decían “Los museos no se tocan”, a primera hora del lunes, cuando acababa el plazo dado por un juez para devolver más de 40 bienes pertenecientes al centro religioso oscense.

Parte de las pinturas, mobiliario y obras de arte del monasterio aragonés fueron trasladados a Cataluña para su protección durante la Guerra Civil (1936-39) tras el incendio del edificio, y en los últimos años el Gobierno de Aragón las ha reclamado.

Imágenes de Reuters mostraron a los Mossos d‘Esquadra tratando de contener a grupos de manifestantes, que consideraban que el dictamen judicial es un golpe más de las autoridades contra Cataluña, donde el Gobierno central suspendió en octubre la autonomía a raíz de una declaración unilateral de independencia y convocó elecciones para el 21 de diciembre.

“Las resoluciones judiciales conviene acatarlas (..) no es la primera vez que ocurre (..), el juez ha tomado una decisión y el Gobierno nada tiene que decir salvo acatarlas”, dijo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en un desayuno informativo en Madrid.

Con información de Reuters

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.