Las cuestiones pendientes tras el acuerdo de divorcio sobre el Brexit

La Comisión Europea y el Gobierno británico se mostraron aliviados tras su acuerdo del viernes para organizar el Brexit, pero este primer capítulo de negociaciones se cierra con un compromiso provisional que deja muchos temas pendientes.

Tras seis meses de negociaciones, el avance del viernes permitirá abrir una segunda fase de conversaciones que incluirá la futura relación comercial entre la UE y Londres, si así lo confirman los dirigentes de los 27 en la cumbre del 15 de diciembre en Bruselas.

Pero el acuerdo sobre las modalidades de la ruptura —tal era el objetivo de la primera fase— está lejos de ser definitivo. “Aún hay que trabajarlo, consolidarlo, precisarlo” admitió el jefe negociador de la UE, Michel Barnier.

Además, el texto acordado precisa que solamente será aceptado por Londres “a condición” de que haya un “acuerdo global” ulterior con la UE, que incluya “el marco de su futura relación”.

Quedan además cuestiones pendientes en cada uno de los tres temas cubiertos por el texto: los derechos de los residentes extranjeros, el futuro de la frontera irlandesa, y la factura financiera.

Cifras que “cambian”

La primera ministra británica, Theresa May, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en Bruselas el 8 de diciembre de 2017© AFP Emmanuel Dunand

El acuerdo fija el futuro de los ciudadanos británicos instalados en países de la UE y de los europeos en territorio británico. Garantiza que mantendrán sus derechos aquellos que se instalaron antes de marzo de 2019, fecha de la retirada efectiva de Reino Unido de la UE.

Los familiares cercanos conservarán el derecho de reunirse con el poseedor de un permiso de residencia.

¿Qué ocurrirá con los futuros cónyuges? El texto no los menciona, pero sus derechos “deben quedar garantizados”, según el eurodiputado Guy Verhofstadt, que opina en nombre del Parlamento Europeo.

También subsisten ambigüedades sobre la factura financiera que deberá pagar el Reino Unido

“No podemos calcular exactamente la suma, todas las cifras van a cambiar”afirmó Barnier. Las estimaciones oficiosas de la UE giran hasta ahora en torno a los 60.000 millones de euros. Londres hace una evaluación de 40.000 a 45.000 millones.

Pero esta suma no toma en cuenta elementos como los “eventuales pasivos”. Un negociador europeo cita como ejemplo un préstamo a Ucrania garantizado por la UE, que podría generar gastos —incluso para Londres— si no fuera devuelto.

Rompecabezas irlandés

Calendario de las negociaciones sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea© AFP Gillian HANDYSIDE

Respecto a la frontera entre Irlanda, un país miembro de la UE, y la región británica de Irlanda del Norte, los negociadores han acordado “principios políticos”.

“Ahora vamos a trabajar sobre soluciones técnicas” explicó Barnier. Pero se avecina un verdadero rompecabezas para cumplir la promesa británica de evitar el retorno a una frontera física en la isla.

Si no se logra este compromiso mediante la negociación de la futura relación UE-Londres, o mediante “soluciones específicas”, el acuerdo del viernes estipula que Reino Unido mantendrá un “completo alineamiento” con las normas de mercado único y unión aduanera sobre las que están basadas la cooperación irlandesa Norte-Sur y el Acuerdo de paz de 1998.

En el párrafo siguiente, el acuerdo asegura también que no habrá “nuevas barreras reglamentarias” entre Irlanda del Norte y “el resto de Reino Unido”, pese a que Londres asegura que quiere dejar el mercado único y la unión aduanera europeos.

“Se han adoptado una serie de compromisos contradictorios, y ahora una nueva fase de negociación separada sobre Irlanda está abierta” afirma Johnatan Powell, exjefe de gabinete de Tony Blair, en un artículo en el Financial Times.

Con información de 24 Matins

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.