¿Qué hay detrás de la visita de una delegación militar rusa a Pyongyang?

Los representantes del Ministerio de Defensa de Rusia que arribaron este martes a Corea del Norte podrían buscar convencer al Gobierno de la nación asiática a seguir la “hoja de ruta” propuesta por Moscú y Pekín, consideran expertos entrevistados por Sputnik.

El 13 de diciembre trascendió que una delegación del Ministerio de Defensa de Rusia, encabezada por el subjefe del Centro Nacional de Defensa ruso Víctor Kalgánov, arribó el 12 de diciembre a Pyongyang, aunque no se especificaron los objetivos de la visita.

“Pienso que intentarán convencer a los dirigentes de Corea del Norte para que se contengan y congelen el programa, al menos las pruebas de lanzamientos, para poder acometer la ‘hoja de ruta’ propuesta por Rusia y China para dar solución a la crisis”, comentó a la agencia el jefe de redacción de la revista Arsenal Otechestva (Arsenal de la Patria), Víctor Murajovski.

Según el experto, este debate adquiere especial vigencia en estos momentos, cuando se llevan a cabo las maniobras ruso-chinas de defensa antimisil.Murajovski estima que existe el peligro de un lanzamiento no intencional, o a consecuencia de un error, de un misil norcoreano contra Rusia o China.

“Si esto representa algún tipo de amenaza para, por ejemplo, zonas urbanas, al menos Rusia dispone de sistemas móviles que tienen la capacidad de cumplir misiones de defensa antimisil, me refiero a los S-400, a los S-300V4, en cambio China tiene muchas menos posibilidades de derribar un misil de este tipo”, explicó.

El presidente de la Academia de Problemas Geopolíticos, Leonid Ivashov, coincidió en estas valoraciones, al señalar que la delegación rusa podría presentar propuestas para solucionar la crisis en la península coreana, aunque no descartó la posibilidad de que se tratasen temas de cooperación técnico militar con los colegas norcoreanos.

“Estimo que el Ministerio de Defensa ruso lleva propuestas acordadas, probablemente, con la parte china, con el fin de dar solución a la peligrosa situación derivada del enfrentamiento entre Corea del Norte y EEUU, Corea del Sur y Japón”, afirmó.El experto subrayó que es dudoso que se hable de conversaciones concretas, lo más probable es que ambas partes intercambien sus opiniones respecto al programa nuclear de Corea del Norte y la intensificación de las maniobras de EEUU y sus aliados cerca del territorio norcoreano, para después dar paso a plantear medidas políticas concretas para dar solución a esta crisis.

Ivashov no descartó que Moscú proponga a Pyogyang reanudar los diálogos a seis bandas (Rusia, EEUU, China, Japón, Corea del Norte y Corea del Sur).

Además, el interlocutor de la agencia supuso que durante esta visita se debate temas de cooperación técnico militar.

“Lo más probable es que también se debatan temas de cooperación técnico militar: preparación de especialistas, realización de consultas mutuas y no descarto que nuestros especialistas en equipamiento militar consulten a sus colegas de la industria militar norcoreana”, estimó.

Corea del Norte se ha convertido en la manzana de la discordia a nivel regional y global tras persistir en desarrollar su programa nuclear y de misiles alegando la agresividad de EEUU y sus aliados.

Mientras EEUU responde con una retórica igualmente agresiva, Rusia y China hay realizado varias propuestas para buscar una solución pacífica y política al problema nuclear norcoreano.

El pasado 27 de noviembre el viceministro ruso de Exteriores Ígor Morgúlov esbozó en Seúl una hoja de ruta para resolver la crisis coreana.

La iniciativa consiste en tres fases: la primera incluye una moratoria simultánea sobre el programa norcoreano de misiles y armas nucleares y los ejercicios conjuntos a gran escala de EEUU y Corea del Sur.La segunda etapa supone iniciar negociaciones directas entre Pyongyang y Washington y entre las dos Coreas y en el tercer ciclo se prevé comenzar negociaciones multilaterales para crear un mecanismo de paz y seguridad en el noreste de Asia, que posibilitará desnuclearizar la península de Corea y desmilitarizar la región.

Corea del Norte disparó el 29 de noviembre un nuevo misil balístico intercontinental, Hwasong-15, supuestamente capaz de llevar una ojiva nuclear de gran tamaño a cualquier punto en el territorio de Estados Unidos.

Fue el primer misil lanzado por Corea del Norte desde el 15 de septiembre, aunque en los meses anteriores había realizado una quincena de pruebas de proyectiles balísticos, incluyendo los ICBM capaces de alcanzar el territorio de EEUU, y el ensayo de una bomba de hidrógeno para ser colocada en misiles intercontinentales.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.