Ultraderecha y conservadores lanzan su coalición en Austria

La derecha y la extrema derecha austriacas lanzarán formalmente su coalición este sábado en un lugar con gran carga simbólica, el monte del Kahlenber, en Viena, donde se inició la reconquista de Europa central contra las fuerzas otomanas en 1683.

El líder conservador Sebastian Kurz, que se convertirá con 31 años en el dirigente más joven del mundo, y su nuevo aliado Heinz-Christian Strache, líder del Partido de la Libertad (FPO), sellaron el viernes un acuerdo de gobierno que marca la vuelta de la extrema derecha al poder en Austria.

Presentado a primera hora de la mañana al presidente de la República, Alexander Van der Bellen, este acuerdo de 160 páginas será validado inmediatamente después por las instancias de los dos partidos.

Esta alianza corona un año de éxitos para la extrema derecha en Europa, con un gran avance en Holanda, Francia y Alemania, sin lograr no obstante alzarse con el poder.

Kurz y Strache detallarán públicamente su programa, así como la composición de su gobierno, a partir de las 16H00 (15H00 GMT), durante una rueda de prensa en Kahlenberg.

Este monte, que domina la capital austriaca, tiene “un cierto significado”vinculado al asedio a Viena de los otomanos en 1683, recuerda el politólogo austriaco Thomas Hofer.

“Mejorar la seguridad”

Su reconquista por las fuerzas cristianas aliadas por el rey polaco Juan III Sobieski marcó el fin de ese asedio y el inicio del repliegue de los ejércitos musulmanes en Europa central.

“Sin querer darle una importancia desproporcionada”, la elección de este lugar “tiene un cierto significado, al menos para el FPO”, señala Hofer.

Las cuestiones de la inmigración y del islam dominaron la campaña que condujo a la victoria a Kurz en las legislativas del 15 de octubre, dos años después de la llegada masiva de refugiados a Europa en 2015.

El joven líder conservador, que presume de ser uno de los artífices del cierre de la ruta de los Balcanes a los inmigrantes en 2016, como ministro de Asuntos Exteriores se posicionó claramente del lado del FPO en este asunto, abriendo la vía a la nueva coalición.

“En primer lugar, queremos mejorar la seguridad en nuestro país, lo que incluye combatir la inmigración ilegal”, recordó el viernes. Además, “queremos aliviar la presión fiscal, queremos reforzar nuestra economía, lo que mejorará nuestro sistema social”, señaló.

Líneas rojas

Según fuentes concordantes, el FPO debería por primera vez obtener al menos tres ministerios: Defensa, Interior y Asuntos Exteriores. Estas dos últimas carteras siempre se le habían escapado hasta ahora.

Strache se convertiría en vicecanciller.

En 2000, la entrada de este partido en el gobierno provocó sanciones europeas, un escenario considerado poco probable actualmente, en un contexto general de auge de los partidos populistas y antimigrantes, y con Strache, de 48 años, que se aseguró de suavizar la imagen de su formación.

Sin embargo, Van der Bellen consideró útil recordar este sábado que garantizaría que no se traspasen ciertas líneas rojas en materia de respeto de los derechos humanos y de compromiso europeo, en un momento en el que el país presidirá la UE en el segundo semestre de 2018.

“Está en el interés de Austria permanecer en el centro de la UE”, declaró después de recibir a los dos dirigentes. “El convenio europeo de derechos humanos debe seguir siendo nuestra brújula”, añadió este ecologista liberal elegido hace un año frente a un candidato del FPO.

Con información de 24 Matins

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.