Peta interpela a LVMH sobre presunto maltrato a cocodrilos y avestruces

La asociación de defensa de animales Peta interpeló este jueves al gigante del lujo LVMH sobre las condiciones en las que son sacrificados animales como crocodilos y avestruces para fabricar artículos de cuero.

Peta, que compró una acción LVMH para poder participar en su asamblea general, hizo una pregunta por escrito a la dirección del grupo sobre el uso de pieles de animales exóticos para la fabricación de productos de cuero.

En un comunicado publicado paralelamente a la asamblea, la ONG dijo, en base a un documento en su posesión, que en dos sitios donde se cría cocodrilos en Vietnam y que habrían vendido pieles a curtidurías de LVMH, “los reptiles son cortados cuando están aún vivos”.

En respuesta a las preguntas de varios accionistas, incluyendo Peta, el director jurídico de LVMH, Bernard Kuhn, indicó que “en cuanto a los cocodrilos”, “la curtiduría en Singapur adquirida en 2011 dejó de comprar pieles en Vietnam, donde se descubrieron prácticas condenables”.

“Antes de finales de 2018, todos los sitios de aprovisionamiento de pieles serán auditados y certificados por un organismo independiente”, afirmó. Añadió que se aplica un “control similar en la compra de piel de avestruces”.

Kuhn “denunció la postura de Peta que, pese a advertencias, continúa en sus comunicados y videos, sin fundamente, y despreciando la verdad, a asociar la imagen del grupo con prácticas que él mismo condena”.

“Si LVMH está consternado por la crueldad infligida a los animales, entonces que dejen de pagar a gente para que los masacren por sus pieles”, respondió Isabelle Goetz, portavoz de Peta.

Recordó además que “existen varias alternativas durables, sintéticas o vegetales que se integran al lujo”.

Asimismo, Goetz dijo a la AFP que “todas las investigaciones realizadas por Peta son auténticas”. “Las imágenes son extremadamente violentas y consternantes, !Pero son auténticas!”, apuntó.

“La gente debe saber que para matar a un cocodrilo, sea cual sea el criadero, se le envía ‘electroshocks’, se le hace un hueco en la nuca y se le clava una varilla de metal en la espina dorsal. Están inmóviles pero conscientes, es un sufrimiento inhumano”, denuncia Goetz.

“Vamos a seguir mostrando a la gente que cuando compran piel exótica apoyan la violencia contra los animales”, añadió.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.