La ONU da un giro de 180 grados en Siria: ¿cuál será ahora el papel de Rusia?

El enviado especial del secretario general de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, ya no cree en la posibilidad de una solución en el país árabe bajo el auspicio de Rusia, alegando que los formatos de Sochi y Astaná se han agotado. ¿Qué consecuencias puede tener el cambio de rumbo de la ONU y quién está detrás de esta decisión?

Estados Unidos y Francia ya han comenzado a buscar nuevas fórmulas de solución para el conflicto sirio. Empezaron con el objetivo de poner fin a la influencia iraní en la guerra e instar a los países árabes a compartir la carga financiera y militar del conflicto. La implementación de estos planes amenaza los intereses no solo de Irán, sino también de Rusia, opinan los expertos consultados por el diario Kommersant.

Los analistas señalan que aún no hay planes concretos para retirar las tropas estadounidenses de Siria sustituyéndolas por fuerzas árabes, aunque el tema está siendo discutido activamente en la región. No excluyen que algunos países árabes, principalmente Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos, puedan participar en una intervención, pero con la condición de que los estadounidenses y sus aliados europeos permanezcan allí.De acuerdo con el profesor del Departamento de Historia, Ciencias Políticas y Derecho de la Universidad Estatal Rusa de Humanidades, Grigori Kosach, de momento se está “sondeando el terreno, ponderando diferentes opciones y diferentes alianzas”. Pero en cualquier caso, la tendencia para Rusia es negativa.

“Nuestras relaciones con Arabia Saudí pueden colapsar poco después de empezar, la ya frágil unión con Turquía se verá amenazada. Podemos encontrarnos solos con Irán”, opinó el experto.

A juicio del jefe del Centro de Estudios Islámicos del Instituto de Desarrollo Innovador y experto del Consejo de Asuntos Internacionales de Rusia, Kiril Semiónov, se trata de crear “un proyecto sirio alternativo” en el norte del país. Es allí donde los Estados del golfo Pérsico invertirán su dinero, mientras que otras partes de Siria se quedarían sin fondos para la reconstrucción.La Cámara Baja del Congreso de EEUU —la Cámara de Representantes— también aprobó un proyecto de ley que prohíbe a Washington ayudar a reconstruir Siria en los territorios controlados por Damasco.

“Esto causa preocupación tanto en Moscú, como en Teherán y Damasco”, afirmó Semiónov.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.