Así es el satélite que Argentina prepara para poner en órbita

la empresa estatal argentina a la que la Comisión de Actividades Espaciales encomendó la construcción de sus nuevos satélites.

“Si algo le pasa a Saocom no lo voy a superar, no importa lo que me digan”, dijo, entre risueña y asustada, Josefina Peres, la ingeniera encargada del radar y la responsable alterna de los satélites argentinos que se pondrán en órbita en los próximos meses. “Soy una privilegiada”, agregó con auténtica emoción.

Peres forma parte del equipo de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae) encargada de la misión SAOCOM (Satélite Argentino de Observación Con Microondas), una serie de 4 satélites portadores de antenas radar de apertura sintética, tecnología que permite un monitoreo de la superficie terrestre hasta de dos metros de profundidad.El primero, denominado Saocom 1A se lanzará el 13 de septiembre y tiene el objetivo de medir parámetros geofísicos. “Sirve para ver la humedad del suelo y saber con anticipación si una zona está por inundarse, por ejemplo”, explicó la ingeniera.

El propósito principal del instrumento, que será en unos años parte de una constelación, será el relevamiento de información ante emergencias, tales como derrames de petróleo o sustancias en el mar. Pero los datos que va a recoger son muchísimos más, comenta Peres, y Conae los va a comercializar, puesto que sus usos potenciales son muy amplios.

Instalaciones de INVAP, la empresa estatal argentina encargada de la construcción de sus nuevos satélites
© FOTO : INVAP
Instalaciones de INVAP, la empresa estatal argentina encargada de la construcción de sus nuevos satélites

Sputnik viajó a Bariloche, donde se encuentra la sede más grande de la empresa estatal INVAP, especializada en alta tecnología y encargada de la mayor parte del proyecto. “INVAP es nuestro primer contratista”, contó Peres mientras recorría los pasillos del edificio, dignos de una película de ciencia ficción. El blanco es el color imperante tanto dentro del edificio como fuera, donde la nieve cubre todo el perímetro.”Era más fácil y rápido contratar a una empresa extranjera quizá, pero apostamos por la producción nacional, porque el derrame es impresionante y queda”, explicó la experta.  El área de radares de INVAP es un ejemplo de ello, puesto que antes de que se les encomendara la tarea de construir el Saocom 1A, no existía. La sección tuvo que crearse, con formación de personal y construcción de infraestructura incluida. Hoy los radares son una más de las áreas de trabajo de la compañía.

“Todo el diseño es argentino”, señaló Peres, quien no oculta el orgullo que eso le genera. Ella trabaja en el proyecto hace siete años, cuando empezó su construcción. “Para mí es como un hijo”, confesó. El personal del INVAP que nos acompaña nos invitó al “cuarto limpio”, el punto fuerte del recorrido. “Antes de entrar nos tenemos que preparar”, explicó una de las funcionarias.

En la puerta una máquina parecida a una aspiradora con un hueco obstruye el paso. “Hay que limpiarse los zapatos, apoyen el pie y aprieten el botón rojo”, indicó. Un cepillo limpia el zapato al tiempo que se oprime el botón y luego de que el par está limpio, ingresamos. El proceso está lejos de terminar.Nos recibe un vestuario donde dejamos celulares y cualquier aparato que pueda ofrecer peligro por sus emisiones electromagnéticas. Nos brindan batas, gorras para cubrir el pelo y garlochas para cubrirnos los zapatos. Los hombres con barba usan tapabocas. Me piden el micrófono y lo llevan a limpiar.

Adentro está templado. Roque Bevilacqua, ingeniero de sistemas encargado del proyecto por parte de INVAP, aclara que allí la temperatura está “controlada”. Lo primero a la vista es el Saocom 1B, el segundo satélite que se pondrá en órbita, idéntico al 1A, que ya está listo.  Luce como el tambor de una lavadora, pero es gigante. Varias personas colocan cables entre unas cajas negras y empieza a girar. “Este es un momento único”, soltó Bevilacqua. “Lo están acomodando para trabajar en esa cara”, agregó Peres.

Instalaciones de INVAP, la empresa estatal argentina encargada de la construcción de sus nuevos satélites
© FOTO : INVAP
Instalaciones de INVAP, la empresa estatal argentina encargada de la construcción de sus nuevos satélites

“El 1B está en proceso de completar su integración. Le llamamos integración a cuando colocamos sobre la estructura del satélite toda la electrónica que va a cumplir la función para la que está diseñada. Saocom es un satélite bastante complejo”, explicó el encargado por INVAP.

Los Saocom 1 tienen seis computadoras que deben trabajar en forma sincronizada y comandar 150 terminales remotas. Ese trabajo lo realiza INVAP mientras que la antena es creada por la Conae.”Cada una de esas cajas tiene que pasar por una campaña ambiental. La construiste, la haces funcionar, la pones, la vibras (en un shaker que imita una vibración como la que sufre en el lanzamiento), la sometes a todo lo que va a sufrir, y pasa lo que se llama modelo de calificación. Lo pones en una cámara de termovacío, le haces ensayos de compatibilidad electromagnética  y una vez que cada parte del satélite pasó, se le entrega al satélite. Después de eso se hace la campaña ambiental al satélite completo”, detalló Peres.

Alrededor todo lo que hay son cables, aparatos y materiales brillantes. Los plateados no difieren demasiado del papel aluminio aunque, según explican, son de calidad espacial, resistentes a la radiación y a variaciones extremas de temperatura.

Avanzamos por el enorme recinto y al otro lado de una puerta altísima nos recibe el Saocom  1 A, la estrella incuestionada del lugar. Ya está casi listo, en el centro del recinto, coronado por una enorme bandera argentina, magnífico incluso para quienes no podemos dimensionar el hito que implica su construcción. Lo rodean paredes y techo puntiagudos. “¿Para qué es eso?”, pregunté. Me respondieron que absorbe las ondas electromagnéticas y una alarma empieza a sonar. Alguno tiene algo que puede dañar al Saocom y retrocedemos para observarlo de lejos.

Instalaciones de INVAP, la empresa estatal argentina encargada de la construcción de sus nuevos satélites
© FOTO : INVAP
Instalaciones de INVAP, la empresa estatal argentina encargada de la construcción de sus nuevos satélites

¿Si se rompe se puede reparar?, preguntó alguien. “No, tiene que ser capaz de salir y funcionar bien”, dijo la ingeniera. “Después de que ví Gravity, la película, soñé que estaba en el espacio y tenía que reparar el Saocom, pero no, eso no puede pasar en realidad”, contó.  Seguimos caminando y al alejarnos dijo: “No quiero se vaya, lo voy a extrañar”. Le creí.

Instalaciones de INVAP, la empresa estatal argentina encargada de la construcción de sus nuevos satélites
© FOTO : PRENSA INVAP
Instalaciones de INVAP, la empresa estatal argentina encargada de la construcción de sus nuevos satélites

El Saocom 1A será lanzado desde California, Estados Unidos, el 13 de septiembre de este año. Hasta allí será trasladado en avión con su antena plegada sobre sí misma. El aparato que pesa tres toneladas se integrará de manera operacional, junto con los satélites italianos COSMO-SkyMed, formando el SIASGE (Sistema Italo-Argentino de Satélites para Gestión de Emergencias).

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.