El chocolate ruso se gana la admiración de los aficionados extranjeros del Mundial

Los aficionados extranjeros, llegados al Mundial de Rusia, paladean con placer el chocolate ruso y, además de los tradicionales muñecos matrioshka, entre otros recuerdos, arrasan con los pasteles de las confiterías tras degustar el sabor del delicioso producto.

“Ahora nuestra tienda goza de mucha popularidad entre los extranjeros porque vendemos confituras tradicionales rusas”, dijo a Sputnik la dependienta Rushania de la confitería Alionka, situada en la calle Nikólskaya de la capital rusa.

Tal y como explicó, “al principio todos [los extranjeros] se congregaban en la calle donde cantaban, bailaban, jugaban al fútbol frente a nuestros ventanales y no entraban a nuestra tienda”.Pero una vez que saborearon los bombones rusos “todo cambió”, apostilló la vendedora, sorprendida por la avalancha de foráneos.

Según Rushania, “con mayor frecuencia, los extranjeros compran barras de chocolate y los bombones Alionka, pero degustan también otros productos pasteleros”.

“Hay muchos visitantes y los seguidores son diferentes. Tratamos de comunicarnos con ellos en inglés, aunque no siempre nos entendemos”, precisó.

Mientras, la cajera de la tienda añade que su instalación se ha convertido en “el recinto más popular del barrio”.Alionka es una de las marcas rusas más conocidas de la industria chocolatera que se elabora desde 1965.

El Mundial FIFA 2018 se celebra por primera vez en la historia en territorio ruso entre el 14 de junio y el 15 de julio, en 12 estadios de 11 ciudades: Moscú, Kaliningrado, San Petersburgo, Volgogrado, Kazán, Nizhni Nóvgorod, Samara, Saransk, Rostov del Don, Sochi y Ekaterimburgo.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.