La FIFA investiga a dos jugadores de Suiza por sus celebraciones

Dos jugadores de la selección suiza de fútbol podrían ser penalizados por celebrar sus goles con gestos políticos.

El reñido partido entre las selecciones de Suiza y Serbia, que se celebró en el estadio de Kaliningrado y terminó con la victoria del seleccionado helvético en tiempo adicional, ha generado gran polémica. Los jugadores de la selección suiza Granit Xhaka y Xherdan Shaqiri —ambos de procedencia albanokosovar— festejaron sus respectivos goles haciendo un gesto que imitaba el águila bicéfala, símbolo de la bandera de Albania, cuyo equipo no participa en el campeonato.

El hecho de ninguna manera pasó inadvertido y más cuando el reglamento de la FIFA penaliza a los futbolistas que se expresen con connotaciones políticas durante los encuentros. El Comité Disciplinario de la organización abrió una investigación sobre los hechos.

Shaqiri nació en Kosovo hace 26 años y emigró a Suiza de pequeño junto a sus padres. Xhaka, por su parte, es hijo de un preso político de la antigua Yugoslavia que estuvo varios años detenido y cuando fue liberado emigró a Suiza.

En la década de 1990, los albaneses de Kosovo libraron una lucha armada para separarse de Serbia. El conflicto terminó con la intervención de la OTAN y en 2008 los albanokosovares declararon la independencia de la región albanesa de Kosovo, aunque en la zona vivía una importante población serbia.