La UE planea evaluar a migrantes en África

Indispuestos a compartir la responsabilidad por decenas de miles de migrantes que llegan al año en busca de vidas mejores o seguras, líderes de la Unión Europea se preparan en los próximos días a tomar más medidas para mantener a estos extranjeros fuera de su territorio.

En las negociaciones que tendrán la próxima semana, los líderes de la UE afirmarán su intención de detener el flujo de migrantes provenientes de las cosas africanas pagando a países como Argelia, Egipto, Libia, Marruecos y Túnez para que los retengan hasta que puedan determinar si son aptos para asilo o no.

Los líderes respaldarán la creación de “plataformas regionales de desembarque”. Esencialmente, los migrantes que se aventuran hacia Italia en botes inseguros podrían ser devueltos, por ejemplo, a Libia si son rescatados por guardacostas financiados por la UE y capacitados por Libia o transportados a países vecinos para ser inspeccionados.

Estas plataformas “deberían de ofrecer un procesamiento rápido para diferenciar a los migrantes económicos de los que necesitan protecciones internacionales, y reducir el incentivo para que se embarquen en viajes peligrosos”, de acuerdo con el borrador de un comunicado preparado para la cumbre que se realizará del 28 al 29 de junio en Bruselas.

Esto ocurrirá, agrega el comunicado, en cooperación cercana con la agencia para refugiados de la ONU y la Organización Internacional para la Migración. Ambas organizaciones han estado discutiendo la manera de abordar el tema de las llegadas por mar a la UE. Ningún país africano ha acordado ser parte de esto, dijo el jueves un alto funcionario de migración de la UE.

Varios líderes de la UE también sostendrán reuniones de emergencia sobre migración en Bruselas el domingo para prepararse para la cumbre de la próxima semana.

Con información de AP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.