Un gran tortuga verde protegida, nueva víctima del plástico en Tailandia

Pocos días después de la muerte de una ballena, una gran tortuga verde de una especie protegida murió en Tailandia después de haber engullido bolsas de plástico, gomas y redes de pesca.

Los veterinarios trataron durante dos días de salvar al animal que fue arrastrado hasta una playa, pero sus esfuerzos fueron infructuosos. Su estómago estaba inflamado debido a todo el plástico que se había tragado y no podía alimentarse, explicó este lunes Weerapong Laovechprasit, miembro del equipo de veterinarios de un organismo público que intentó salvar al animal.

MARINE AND COASTAL RESOURCE DEVELOPMENT CENTRE/AFP / –Veterinarios tratan de alimentar a una tortuga verde que engulló residuos plásticos, en una foto del 6 de junio de 2018 divulgada por el Marine and Coastal Resource Research and Development Centre tailandés

“Este año hemos constatado que el 50% de las tortugas arrastradas hasta las playas están enfermas a causa de los residuos plásticos que han injerido”, explicó agregando que hace unos años esto no se daba más que en el “10% de los casos”.

Tailandia forma parte de los países que vierten más plástico a los océanos.

China, Indonesia, Filipinas, Vietnam y Tailandia echan cada año más de cuatro millones de toneladas de plástico al mar, es decir la mitad de los vertidos en todos los mares del mundo, según la ONG de referencia Ocean Conservancy.

“El mar se ha convertido en una basura y eso es lo que la mató”, lamentó Weerapong Laovechprasit.

La muerte de la tortuga verde se produjo sólo unos días después de la de una ballena que se tragó más de 80 bolsas de plástico.

Thon Thamrongnawasawat, biólogo marino en la Universidad Kasetsart, espera que la mediatización de estas muertes tenga “un impacto fuerte”.

MARINE AND COASTAL RESOURCE DEVELOPMENT CENTRE/AFP / –Residuos plásticos retirados del estómago de una tortuga verde por veterinarios tailandeses, en una foto del 6 de junio proporcionada por el Marine and Coastal Resource Research and Development Centre de Tailandia

“Es la primera vez en 20 años que veo un avance posible”, precisó satisfecho de ver que la prensa local e internacional habla de estos temas, que también provocaron numerosas reacciones en las redes sociales.

Al menos 300 animales marinos, entre ellos ballenas, tortugas marinas y delfines mueren cada año en las aguas tailandesas después de haber engullido plásticos.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.