Artista y exministro brasileño Gilberto Gil dice a juez que ignora actos ilícitos de Lula

El cantante y exministro del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011), Gilberto Gil, testificó ante el juez Sérgio Moro y dijo desconocer presuntos actos ilícitos cometidos por el exmandatario.

Al ser preguntado por el abogado del expresidente, Cristiano Zanin Martins, sobre si en algún momento tuvo conocimiento de algún acto que pudiera sugerir que Lula había recibido sobornos a cambio de actos practicados en la presidencia Gil respondió: “No, nunca”, según en el video difundido por la Justicia Federal del estado de Paraná (sur).

Gil fue ministro de Cultura entre 2003 y 2008, durante el primer Gobierno del expresidente Lula, y testificó este jueves a petición de la defensa de Lula, que quiere probar la inocencia del expresidente en la causa de la finca de Atibaia.Esta finca está situada en el interior del estado de Sao Paulo (sureste) y según los investigadores de la Operación Lava Jato fue reformada para el disfrute de la familia de Lula por parte de las constructoras OAS y Odebrecht.

Preguntado en concreto por si conocía estos supuestos beneficios irregulares para Lula Gil respondió: “No, de ninguna manera”.

Gil es uno de los principales nombres de la música popular en Brasil y amigo personal de Lula; recientemente participó en un festival gratuito en Río de Janeiro para pedir su inmediata puesta en libertad.

En los próximos días el juez Moro también escuchará la versión de la expresidenta Dilma Rousseff (2003-2011) y del propio Lula (se espera que a principios de septiembre).La causa del sitio de Atibaia es una de las varias que acumula el exmandatario en el marco de la Operación Lava Jato y se espera que el veredicto final se conozca en octubre.

Lula fue condenado a 12 años y un mes de cárcel por delitos de corrupción y blanqueo de dinero relacionados con otro caso; la recepción de un apartamento de lujo en la costa de Guarujá (Sao Paulo, sureste) de manos de la constructora OAS.

El líder izquierdista cumple condena por estos hechos desde el pasado 7 de abril, pero es el candidato del Partido de los Trabajadores (PT) a las elecciones generales de octubre y el favorito en todas las encuestas.

Sin embargo, es muy probable que finalmente no pueda presentarse, dado que la ley veta candidaturas de condenados en segunda instancia.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.