Cómo lograr que tu gato te haga caso cuando lo llames

¿Tu gato no te hace ni puñetero caso? ¿Nunca viene cuando lo llamas? Tu gato podría ser un pendejo, pero su actitud también podría deberse a otro factor ajeno a su personalidad: no reconoce su propio nombre. Sí, has oido bien. elegir el nombre adecuado para un gato es crucial

Los nombres de los gatos han cambiado mucho con el paso de los años. Mi primera gata se llamaba simplemente Kitten, pero las cosas han mejorado mucho desde entonces. No para Kitten, que está muerta, sino para su especie y su relación con nosotros.

Kitten llevó una vida larga y feliz, pero nunca pareció especialmente interesada en responder a la llamada de los seres humanos. Hoy bautizo a mis gatos con los nombres de los personajes de las historias de P.G. Wodehouse y siguen sin hacerme caso. Según el doctor Burstyn, veterinario de Helpful Vancouver Vet y gurú de los gatos, es porque los estoy bautizando mal.

Burstyn explica que el oído de los gatos ha evolucionado para estar especialmente en sintonía con los sonidos más agudos. Su gato, por ejemplo, se llama Lancelot, y si responde a su nombre no es porque le gusten las leyendas artúricas, sino porque so oído registra de manera especialmente intensa el sonido Lan-SSSSEY de la palabra. La reacción del felino es muy cómica.

Probablemente ya hayas intuído que tu gato responde mejor a ciertos sonidos como las íes prolongadas o las sibilantes eses. Es la razón por la que Kitten no venía cuando se la llamaba por ese nombre pero sí cuando la llamabas Kitty. También es la razón por la que mis actuales gatos (Bert and George) solo hacen caso cuando los llamas Bertie y Georgie (sobre todo si arrastras la última sílaba). Puede que tu gato siga sin hacerte caso, pero al menos mirará en tu dirección si emites un sonido lo bastante agudo. Con el tiempo es probable que lo identifique con tu forma de llamarle.

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.