Elon Musk: “Este último año ha sido el más difícil y doloroso de mi carrera”

El que ostenta un alto cargo debe arrastrar grandes servidumbres. Esto es justo lo que ha revelado Elon Musk, CEO de Tesla y SpaceX y uno de los emprendedores más venerados de Silicon Valley. En una entrevista el viernes, el magnate de la tecnología declaró que estaba exhausto, y que había vivido uno de los años más duros de su carrera profesional.

Las acciones de Musk a lo largo de los últimos meses han, en ciertas ocasiones, ofrecido alguna pista de que algo no estaba bien. La semana pasada, Musk anunció sin preaviso en Twitter que estaba pensando en convertir a Tesla en una compañía privada y que ya había asegurado la financiación (algo que al final, no era exactamente cierto). En julio, Musk le llamó a uno de los rescatadores de los niños tailandeses un “pedófilo” después de que este criticara su mini submarino para ayudar a los niños.

No obstante, en estas situaciones, frecuentemente se llegaba a la conclusión de que Musk simplemente era excéntrico y poco predecible.

En las situaciones mencionadas, es posible que eso sea cierto. Pero detrás de las escenas, ocurría algo mucho más complicado. Musk estaba consumido con la gestión de Tesla y trabajando noche y día para alcanzar las metas de producción para el nuevo coche de la empresa, el Model 3.

En la entrevista con el New York Times, Musk se rió y lloró, emocionándose y perdiendo la compostura durante el encuentro.

Reveló que había estado trabajando un máximo de 120 horas semanales hasta hace poco y que no había cogido más de una semana de vacaciones desde 2011, año en el cual se enfermó con malaria.

“Hubo tiempos cuando no me iba de la fábrica durante tres o cuatro días, días cuando no salí fuera”, dijo Musk, que es CEO de Tesla y presidente de su consejo. “No he podido ver a mis hijos por esto. Ni a los amigos”.

En su cumpleaños, el 28 de junio, el CEO tampoco tuvo descanso. Pasó las 24 horas de su cumpleaños en la fábrica. Cumplió 47 años.

“Toda la noche. Sin amigos, sin nada”, afirmó Musk, luchando para sacar las palabras.

Dos días después de eso, tenía planeado ir a Cataluña para ser el padrino en la boda de su hermano. De acuerdo con Musk, voló ahí desde la fábrica y llegó dos horas antes de la ceremonia. Después, volvió inmediatamente a la fábrica para trabajar en el Model 3.

“Creía que lo peor había pasado”, comentó Musk. “Lo peor ha pasado desde una perspectiva operacional de Tesla”.

La mala racha no ha terminado, sin embargo.

“Desde un punto de vista de dolor personal, lo peor está por venir”, afirmó.

Según Musk, la mayor parte de su estrés viene de los vendedores de acciones a corto plazo. Comentó que se estaba preparando por unos meses de “tortura extrema” de estos individuos, que estaban propagando una narrativa que podría resultar “en la destrucción de Tesla”.

El CEO también tiene otro problema: le cuesta dormir. Para conseguir unas pocas horas de descanso, suele tomar el medicamento Ambien, también conocido como Zolpidem.

“A menudo tengo que escoger entre no dormir nada o tomar Ambien”, dijo Musk.

El New York Times informa que esto ha preocupado a algunos miembros del consejo de Tesla, que comentan que a menudo el medicamento no ayuda a que Musk duerma y que le conduce a usar Twitter por las noches.

Dentro de Tesla, los problemas de Musk no son de todo un secreto. La empresa ha estado trabajando durante años en reclutar un director de operaciones que ayude a Musk y le quite algo de presión. Musk dijo que hace unos años, la empresa había estado en conversaciones con Sheryl Sandberg, la directora de operaciones de Facebook, sobre la posición.

Actualmente, Musk dice que no hay una búsqueda activa para un ejecutivo que le podría ayudar. No obstante, otras fuentes aseguran de que se está buscando una persona, especialmente considerando los últimos tuits de Musk.

Varias veces en el artículo, se mencionó que algunos miembros del consejo de Tesla estaban preocupados o enfadados con el comportamiento de Musk. Al final, el medio publicó una declaración del consejo, excluyendo al CEO y presidente del consejo. En la declaración, los miembros comentaron que había rumores falsos sobre sus discusiones internas en los medios.

“Nos gustaría que estuviera claro que el compromiso y la dedicación de Elon para Tesla es obvio. A lo largo de los últimos 15 años, el liderazgo de Elon del equipo de Tesla ha provocado que una pequeña startup se convierta en [una empresa] que tiene cientos de miles de coches en los caminos que las personas aman”.

En la entrevista, Musk dijo que no tenía planes para dejar ninguno de sus roles en Tesla. Pero dejó claro su cansancio.

“Si tienes a alguien que puede hacer un mejor trabajo, por favor, infórmame. Pueden tener el puesto. ¿Hay alguien que puede hacer un mejor trabajo? Pueden tener las riendas ahora mismo”, dijo.

[New York Times]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.