Fiscalía promete actuar para “extirpar” conspiraciones contra Maduro

La Fiscalía venezolana prometió este lunes actuar para “extirpar” conspiraciones contra Nicolás Maduro, tras el atentado que el presidente dijo haber sufrido con drones cargados de explosivos.

El fiscal general, Tarek William Saab, calificó de “intento de magnicidio” el estallido de un dron con explosivo C4 frente a la tarima en la que Maduro encabezaba una parada militar el sábado en Caracas.

La Fiscalía “va a perseguir dentro del marco de la ley a quienes conspiren”, dijo Saab, de línea oficialista, quien acompañaba al gobernante socialista en la tribuna. El funcionario denunció que la oposición ha recurrido habitualmente a “la violencia” durante la era chavista.

“Que este hecho sirva para extirpar de una vez por todas cualquier intento violento de atentar contra la paz”, advirtió.

Maduro tenía previsto recibir una marcha de partidarios en el palacio presidencial de Miraflores, pero su aparición fue cancelada. Suele ocurrir que el gobierno convoque a actos con el mandatario en los que éste no aparece.

“Vinimos a apoyar al presidente luego del acto terrorista que sufrió”, dijo a la AFP Francisca Harvey, de 53 años, mientras avanzaba hacia una tarima con una enorme pantalla en la que se leía: “Maduro pa’rato”.

Desde allí, el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, alertó que un magnicidio desataría una ola violenta: “Se encendería Venezuela”.

– Tensión con EEUU y Colombia –

Saab aseguró que “todos los autores materiales” y “colaboradores” del ataque, que según el gobierno dejó siete militares heridos, fueron identificados.

Confirmó que dos hombres fueron detenidos “en flagrancia” mientras operaban desde un automóvil un segundo dron que se estrelló contra un edificio de viviendas. No los identificó, como había prometido, y tampoco se refirió a otras cuatro capturas anunciadas por otros voceros.

Maduro asegura que el ataque “fue ordenado” desde Colombia, con vinculación del presidente saliente Juan Manuel Santos, y que los “financistas” están en Estados Unidos.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, “rechaza cualquier acto de violencia”, dijo este lunes un portavoz del organismo.

Santos, quien entregará el poder al derechista Iván Duque este martes, juzgó como insólita la acusación de Maduro. “El sábado estaba en cosas más importantes, bautizando a mi nieta”, respondió por Twitter.

Entre esos cruces, un militar venezolano murió y dos resultaron heridos en la región del Catatumbo, limítrofe con una zona cocalera colombiana donde operan guerilleros, narcotraficantes y paramilitares, según un parte oficial conocido por la AFP.

Un supuesto grupo de militares y civiles rebeldes, hasta ahora desconocido y autodefinido como Movimiento Nacional Soldados de Franelas, se atribuyó el atentado contra Maduro.

El gobierno vincula a un detenido con el asalto al fuerte militar Paramacay (estado Carabobo), hace un año, cuando una veintena de hombres, comandos por un excapitán de la militar Guardia Nacional, robó 21 fusiles.

Esa irrupción fue reivindicada por el policía Óscar Pérez, abatido junto a otras seis personas el 15 de enero, seis meses después de lanzar granadas y disparar desde un helicóptero contra la Corte Suprema y el ministerio de Interior, en Caracas, sin heridos.

– “Represión” a opositores –

Maduro confronta un fuerte rechazo popular por la debacle económica, con escasez de alimentos y medicinas y una inflación que llegará a 1.000.000% en 2018, según el FMI.

AFP / Gustavo IZUS, Anella RETALos incidentes armados contra el gobierno de Maduro

Con la denuncia de magnicidio pretende “reforzar su narrativa de que la crisis se debe a actores externos”, aseguró a la AFP el director de Diálogo Interamericano, Michael Shifter.

El domingo, el alto mando militar le reiteró su “irrestricta lealtad”.

Con gran poder, la Fuerza Armada es considerada el principal sostén del mandatario, cuya reelección el pasado 20 de mayo desconocen la oposición y gran parte de la comunidad internacional.

Las amenazas de Maduro de perseguir a los responsables con mano de hierro fueron consideradas por el opositor Frente Amplio como un “intento de profundizar la represión”. ONGs denuncian que hay unos 250 “presos políticos”.

“El impacto inmediato (…) será intensificar la represión contra sus oponentes y cerrar filas en el chavismo, mientras (Maduro) tratará de presentarse a sí mismo sosteniendo con fuerza al poder”, indicó un informe de la consultora de riesgo Eurasia Group.

– Zona gris –

El ministro de Interior, Néstor Reverol, sostuvo que cada dron contenía un kilo de C4. Uno fue desarticulado cerca de la tarima con inhibidores de señal y otro perdió el control hasta impactar contra el edificio de viviendas cercano.

La televisión estatal difundió imágenes en las que se ve a Maduro desorientado tras una primera explosión. Otro plano muestra a decenas de militares corriendo asustados.

Pero quedan dudas. Aunque Reverol explicó que ambos drones estaban controlados por “terroristas”, el fiscal sostuvo el sábado que uno de esos aparatos realizaba la grabación oficial del acto. “Pude observar cómo el dron que filmaba los hechos explotó”, dijo a CNN.

En Venezuela se requiere un permiso especial para manipular esos aparatos.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.