Después de años recetando cirugía para tratar la apendicitis descubren que posiblemente no es necesaria

La cirugía para el apendicitis es una de las más comunes hoy en día. Es muy probable que si no has tenido la operación, en la cual se retira el apéndice, conoces a una persona que sí. Solo en Estados Unidos se realizan casi 300.000 apendicectomías cada año.

Sin embargo, un nuevo estudio publicado esta semana en el diario científico JAMA sugiere que estas operaciones no son necesarias y que los antibióticos podrían ser un tratamiento viable y efectivo para el apendicitis. La idea del tratamiento con antibióticos surgió después de que se supiera que los submarinistas trataban el apendicitis con ellos durante la Guerra Fría, ya que no podían subir de sus submarinos durante esa época, de acuerdo con el cirujano F. Thurston Drake del Boston Medical Center.

“El conocimiento de que [esta tipo de tratamiento] fue exitoso resurgió de nuevo en los últimos 15 o 20 años, lo cual condujo a que los investigadores estudiaran si los antibióticos podrían ser un tratamiento viable en vez de simplemente una táctica dilatoria hasta que se pudiera realizar la apendicectomía”, afirmó Drake.

La apendicectomía es el tratamiento preferido para la apendicitis, principalmente porque al parecer los humanos no lo necesitamos. Algunos médicos, como la cirujana pediátrica Janice Taylor, lo explican así: “Si está fuera, no te puede lastimar. Es una cirugía de bajo riesgo rutinaria. Hay millones de personas caminando por allí sin apéndices y no tienen ningún problema”.

El estudio de JAMA se realizó durante cinco años y se centró en la observación de 530 hombres y mujeres de entre 18 y 60 años. De forma aleatoria, los individuos fueron tratados por apendicitis acuda sin complicaciones con una apendicectomía o con antibióticos después de un TAC.

El tratamiento con antibióticos consistía en una dosis intravenosa de Ertapenem durante tres días y siete días de antibióticos orales. Por otro lado, las cirugías fueron cirugías abiertas convencionales.

De los que fueron tratados con antibióticos, un 61% no necesitaron cirugía durante los cinco años de observación. No obstante, un 39% de los pacientes tratados con antibióticos sufrieron una recurrencia y necesitaron cirugía en el futuro. Esta demora no resultó en complicaciones para los pacientes. Un 27.3% de los pacientes volvieron y fueron operados dentro de un año después del tratamiento con antibióticos.

Aunque esos números no son estupendos, sí son importantes porque significan que los pacientes tienen más opciones. Según Popular Science, personas con apendicitis que son mayores, están muy enfermos o tienen otras reservaciones sobre tener la cirugía posiblemente quieran que les traten con antibióticos. Todo depende del riesgo que quiere asumir el individuo.

En algunos casos, posiblemente tengan que asumir el riesgo de tener apendicitis de nuevo en un futuro. Pero también existe el riesgo de complicaciones asociadas con una cirugía rápida.

El nuevo hallazgo también ha conducido a nuevas preguntas y preocupaciones. Algunos médicos se preocupan de lo que pensarán las personas si no se quitan el apéndice. Siempre se quedarán con la duda sobre si el dolor que sienten es apendicitis o simplemente una mala reacción a la comida o agujetas.

Otros, como Drake, temen que los médicos podrían tratar a los pacientes con antibióticos en las situaciones en las cuales no está claro si el paciente tienen apendicitis, provocando problemas como las bacterias resistentes a los antibióticos.

Al final, Drake, que no estuvo involucrado en la investigación, dice que ambos tratamientos son eficaces en su opinión. Pero queda por determinar qué tipo de paciente es ideal para cada tratamiento.

“Como cirujanos, nos estamos moviendo más hacia la toma de decisiones centrada en el paciente, especialmente cuando tenemos dos o más buenas opciones”, comenta Drake. “Finalmente, proporcionaremos los mejores cuidados cuando podemos determinar las ventajas y desventajas de cada tratamiento, ajustado a cada paciente, y luego tomar una decisión conjunta sobre qué tratamiento es mejor para el o ella”.

[Popular Science]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.