El Hard Fork de Ethereum Constantinopla se activará en Testnet en octubre

Constantinopla busca aumentar la eficiencia de la red Ethereum.

El próximo fork de Ethereum, Constantinopla, se activará en un entorno de prueba el próximo mes, tal como acordaron los desarrolladores principales ayer.

Según lo detallado por CoinDesk, Constantinopla presenta varios cambios incompatibles con versiones anteriores diseñados para aumentar la eficiencia en la red Ethereum, alterar su política económica y retrasar la llamada “bomba de la dificultad”.

En una llamada de video, los desarrolladores dijeron que la actualización se activará alrededor del 9 de octubre en un testnet cross-client, llamado Ropsten, que imita las condiciones de la red Ethereum. Sin embargo, debido a la imprevisibilidad de los tiempos de confirmación de bloque en el entorno de prueba, un número de bloque exacto – la forma en que la mayoría de las actualizaciones están cronometradas dentro del espacio Blockchain – para la activación del testnet aún no se ha finalizado.

De manera similar, el momento para activar Constantinopla en el mainnet de Ethereum, o Blockchain vivo, aún no se ha corregido.

En la llamada de video, sin embargo, el oficial de comunicaciones de la Fundación Ethereum, Hudson Jameson sugirió tentativamente noviembre o diciembre para el próximo cambio de código.

Vitalik Buterin, el creador de Ethereum, también estuvo presente en la llamada, y destacó que la bomba de la dificultad -una pieza de código diseñada para desacelerar la cadena de bloques y necesitar mejoras en todo el sistema- no debería ser perceptible por varios meses, lo que significa que hay poca urgencia de sacar la actualización de Constantinopla.

“No es totalmente urgente”, dijo Buterin, y agregó: “Probablemente podríamos tener tres meses de seguridad y probablemente incluso más”.

Si bien las propuestas de mejora de Ethereum (EIP) que forman parte de la modernización de Constantinopla han causado cierto debate, especialmente de los mineros que ven disminuir sus ingresos con un retroceso en la emisión de Ether de tres a dos, en general la actualización presenta pequeños cambios técnicos.

Como tal, los desarrolladores también discutieron los EIP que pueden incluirse en un Hard Fork posterior llamado Estambul, actualmente planificado para ocho meses después de la ejecución de Constantinopla.

Por ejemplo, se debatió la disputa actual sobre si Ethereum debería implementar cambios en su algoritmo subyacente de prueba de trabajo para forzar a los ASIC (un tipo de hardware de minería que muchos piensan que causa la centralización) fuera de la red. Si bien no confirmó una dirección clara, el investigador de Ethereum Danny Ryan señaló que el trabajo sobre Casper, la propuesta de mover Ethereum a un nuevo algoritmo de consenso llamado prueba de participación, está avanzando.

Fuente: CoinDesk

Traducción de DiarioBitcoin

Con información de Diario Bitcoin

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.