Maduro denuncia en la ONU que su país es acosado por EEUU

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció durante su discurso en la 73 Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas que es blanco de los ataques de Estados Unidos por diversos frentes.

“Nuestro país es un país acosado, agredido, ayer (martes 25) en este mismo lugar el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, ha arremetido una vez más contra el noble pueblo de Venezuela, enarbolando, como así lo dijo (…) la doctrina Monroe (América para los americanos)”, expresó.

El mandatario señaló que a su país se le ha impedido el uso del dólar como moneda de intercambio comercial y para optar a financiamiento.

“Hoy Venezuela es sometida a sanciones económicas ilegales”, agregó.

Además, el jefe de Estado expuso que se ha construido a nivel mundial un expediente contra su país para pretender una crisis humanitaria que permita justifica una intervención militar.

De igual forma, aseguró que su país ha sido blanco de una guerra mediática y política sin precedentes.

Maduro indicó que su país es objeto de ataque por elegir un modelo político, económico y social distinto al que promueve Estados Unidos, pero también por sus recursos naturales y recordó que en su suelo el país caribeño posee la mayor reserva certificada de petróleo, e intenta certificar la más grande de oro y la cuarta de gas, a nivel mundial.

El presidente de Venezuela indicó que está dispuesto a hablar con su homólogo estadounidense, Donald Trump, sobre todos los temas que este desee.

“Estoy dispuesto a hablar con agenda abierta con el Gobierno de Estados Unidos, sobre todos los temas que quiera, hablar con humildad, franqueza y sinceridad, Venezuela enarbola, como presidente del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), la bandera del diálogo de civilizaciones”, dijo.

El jefe de Estado señaló que su país como presidente del MNOAL practica de manera permanente el diálogo político internacional y la solución de los conflictos a través de los usos pacíficos de la política y no de la fuerza.

De igual forma, destacó los logros de su país en el marco de la reunión de la OPEP en Argelia, la cual calificó de extraordinaria para seguir estabilizando el mercado petrolero.

El presidente de Venezuela pidió a la ONU enviar un delegado especial a su país para que investigue el fallido intento de asesinato que se registró el pasado 4 de agosto.

“Quiero pedir que se nombre un delegado especial de la Secretaria General de Naciones Unidas, que conduzca una investigación independiente de carácter internacional sobre las implicaciones de los responsables del atentado terrorista que fue víctima nuestro país”, dijo el jefe de Estado.

Durante su intervención en la 73 Asamblea General de la ONU, Maduro señaló que su país está abierto para establecer responsabilidades directas.

“Venezuela está abierta, están abiertas las puertas de nuestro país, de nuestro sistema de justicia para establecer las responsabilidades directas de esta agresión que es la más grave que se haya producido en la historia política de nuestro país”, expresó.

El mandatario aseguró que el atentado del 4 de agosto se utilizaría para provocar un estallido social para argumentar una intervención contra su país al margen de la Carta de Naciones Unidas.

El mandatario destacó la necesidad de que se investigue de forma independiente la verdad sobre estos sucesos y la presunta implicación de funcionarios de las embajadas de México, Colombia y Chile.

El pasado 4 de agosto, un dron explotó a una distancia de entre 100 y 200 metros, según distintas versiones que han dado las autoridades, del estrado donde Maduro daba un discurso durante una celebración militar.

Un segundo dron se estrelló contra un edificio de apartamentos a dos calles del lugar donde estaba el presidente.

En el estrado se encontraban los comandantes de las Fuerzas Armadas y autoridades de los poderes del Estado.

Siete efectivos de la Guardia Nacional resultaron heridos, el jefe de Estado salió ileso.

Maduro acusó al expresidente colombiano Juan Manuel Santos y la oposición venezolana del presunto magnicidio frustrado.

Las cancillerías de Colombia y Chile rechazaron la acusación.

Maduro exigió el cese del bloqueo económico que mantiene Estados Unidos contra el pueblo de Cuba.

“Respaldamos el llamado de Naciones Unidas para que cese el bloqueo infame, criminal de 50 años contra el pueblo de Cuba, ya basta de métodos anacrónicos, se quieran seguir aplicando contra el pueblo de Cuba y ahora se pretendan y se apliquen contra otros pueblos como el pueblo venezolano”, expresó el mandatario.

El jefe de Estado venezolano dijo que el mundo demanda el fin de las políticas imperiales.

“Ahora exigiendo que cesen las prácticas imperiales, las prácticas de la coerción contra el pueblo, hoy podemos decir, que hemos pasado 20 años de revolución, los últimos tres años han sido los más duros, de acoso, de agresiones y arremetidas”, agregó.

El bloqueo económico, comercial y financiero impuesto unilateralmente por Estados Unidos contra Cuba en 1962, diseñado para derrocar al Gobierno de la isla, ya lleva 56 años y ha causado pérdidas multimillonarias a la economía cubana.

El presidente de Venezuela señaló que está dispuesto a sostener un diálogo con los sectores de oposición de su país.

“Ratifico la voluntad de diálogo político nacional, sé que hay Gobiernos representados en esta sala que están interesados en la paz con soberanía e independencia y justicia en Venezuela, yo abro los brazos para todos aquellos que nos quieran ayudar”, indicó.

El Jefe de Estado denunció que la Revolución Bolivariana emprendida por el expresidente Hugo Chávez (1954 — 2013) ha sido “demonizada” con una campaña “brutal nunca antes vista”.

Sin embargo, el mandatario convocó a los países del mundo que quieran el bienestar de Venezuela, bajo la premisa de respeto a la soberanía, a que lo acompañen a un diálogo por la paz y la prosperidad

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.