Qué es el “ppalli-ppalli”, el secreto de Corea del Sur para hacer las cosas en un tiempo récord

Hace poco programé un temporizador antes de pedir mi comida en el restaurante Ttobagi Driver, localizado en el distrito Gwanak de Seúl (la capital surcoreana).

Solo 2 minutos y 20 segundos después, la mesera regresó tranquilamente con un plato de kimchi y otros platos de acompañamiento.

Un minuto después, la misma mesera trajo un cuenco de arcilla humeante con ppyeodagwi haejangguk (sopa “para la resaca” con lomo de cerdo) que puso sobre la mesa.

Es bastante notable que un servicio tan eficaz exista en un país en el que no se estila la propina.

Pero lo más sorprendente es que el servicio en Ttobagi (un lugar poco pretencioso frecuentado por taxistas) no es más rápido que en el restaurante siguiente.

La rapidez de las rutinas es algo que marca la sociedad de Corea del Sur, y es especialmente frecuente en la capital.

Incluso hay un término para ello: ppalli-ppalli, que se traduce como “rápido” o “prisa”.

Ppalli se pronuncia con una primera consonante tensada, como si rompiera el aparato vocal como una goma elástica.

La tendencia del ppalli-ppalli se pone de manifiesto, por ejemplo, en las velocidades de internet líderes en el mundo, en las clases intensivas de idioma que prometen resultados casi inmediatos y en los populares eventos de citas rápidas.

Ppalli-ppalli es también la consigna de los miles de motociclistas de entrega de comida a domicilio, quienes desafían las reglas del tráfico —y aparentemente también la de la Física— para entregar sus pedidos a toda prisa.

Para competir con ellos, McDonald’s —el gigante de la comida rápida— comenzó a armar su propia flota de motociclistas de entrega rápida en Corea del Sur, en 2007.

De sembrar arroz a descargar torrents

Pero, no hace demasiado tiempo, Corea era mucho más lenta que ahora, debido a su composición rural. En 1960, un 72% de la población vivía en el campo.

Dos mujeres recogen arroz en Corea del Sur.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Hasta no hace mucho tiempo, más de la mitad de la población surcoreana vivía en áreas rurales.

Entonces, ¿cómo pasó la gente de sembrar arroz a descargar torrents en solo unas pocas décadas?

Gary Rector, quien llegó a Seúl como voluntario del Cuerpo de Paz en 1967 y obtuvo su ciudadanía coreana, reflexiona: “Recuerdo haberme sorprendido porque, antes de venir aquí, tenía la idea estereotipada de que los coreanos iban a estar practicando zen, meditando y tomando la vida suavemente.

“Pero descubrí que la gente a menudo se apresuraba más que en Estados Unidos. Las personas mayores eran más lentas, pero las personas de mi edad (yo tenía 24 años) estaban muy ocupadas corriendo, tratando de mejorar su estilo de vida.”

Rector llegó durante una época de intenso cambio. A principios de los años 60, Corea del Sur se embarcó en una serie de planes económicos de cinco años presentados por el entonces presidente Park Chung-hee.

Samsung.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Corea del Sur es ampliamente conocida por ser la casa de populares empresas de tecnología como Samsung o LG.

Esas campañas de estilo militar provocaron el llamado Milagro del río Han (la transformación de un país arruinado por la guerra en una potencia económica) y crearon el bloque Korea Inc, integrado por monstruos corporativos como Samsung, Hyundai y LG.

Un espíritu de avance urgente

Los frutos de la cultura ppalli-ppalli se exhiben orgullosamente en el Museo Nacional de Historia Contemporánea Coreana, en el centro de Seúl.

Sin lugar a dudas, se puede decir que el espíritu de avance urgente de Corea del Sur ha nacido desde este mismo edificio.

Mucho antes de convertirse en museo, este sitio albergaba tanto al Consejo Supremo para la Reconstrucción Nacional como a la Junta de Planificación Económica.

En la sala de exposiciones que cubre los años 1961-1987 (el período de crecimiento explosivo de Corea del Sur) vi a una joven pareja contemplar la primera pieza de electrónica de consumo en el país, la Radio A-501, que de hecho se hizo en 1959.

Cerca de ellos, un padre le mostraba a su hijo el Hyundai Pony, un auto de forma cuadrada, de color azul cian, que fue ensamblado por primera vez en 1975.

Sorprendentemente, las exportaciones del país durante este período crecieron entre un 30% y un 40% por año.

Enfocados en la velocidad

La audacia de los planificadores económicos y la determinación de la fuerza de trabajo permitieron al país pasar de exportar seda cruda y hierro, a producir artículos de fábrica como pelucas y textiles.

Gasolinera en Corea del Sur.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Corea del Sur avanzó hacia la industrialización en un período muy corto de tiempo. El petróleo es uno de los renglones más fuertes de su economía.

Luego, aprendiendo sobre la marcha, la nación pasó a la electrónica, el petróleo y los materiales semiconductores.

El antropólogo Kim Choong-soon atribuye gran parte del éxito de Corea del Sur como exportador a su enfoque en la velocidad.

“La práctica de ppalli-ppalli no es simplemente parte de la vida cotidiana de los coreanos; la agilidad está profundamente arraigada en sus mentes como un valor básico”, escribe este estudioso en su libro “Camino de vuelta a Corea”.

Y agrega: “Gracias a esta cultura de la prisa, (Corea del Sur) fue capaz de lograr un gran progreso económico y la industrialización en un período muy corto de tiempo“.

El símbolo definitorio del logro que constituye el ppalli-ppalli sigue siendo la autopista de Gyeongbu, que recorre 428 kilómetros desde el sureste de Seúl hasta la segunda ciudad de Busan.

Originalmente programada para construirse en tres años y medio, la carretera se completó solo dos años y cinco meses después de 1968, cuando se comenzaron las obras.

En total, alrededor de nueve millones de personas participaron en el proyecto.

Sin parar

Y la velocidad de construcción en Corea del Sur no ha disminuido desde entonces.

Edificios en Corea del Sur.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Los surcoreanos son conocidos por terminar sus obras de construcción antes de lo planeado. La velocidad es algo que define la vida diaria en el país.

El Distrito Comercial Internacional de Songdo, toda una ciudad de vanguardia, se erigió al sudoeste de Seúl a partir de 2004, y la primera fase comprende un extenso parque, un centro de convenciones, un hotel Sheraton y torres de apartamentos.

Aún más ambicioso y más rápido fue el centro administrativo de la ciudad de Sejong, a unos 120 kilómetros al sur de Seúl, que se comenzó en 2010 y se inauguró en 2012.

Aunque Corea del Sur recibe más reconocimiento por su “velocidad”, Corea del Norte también parece tener el don de la rapidez.

Kim Il-sung, el líder fundador de Corea del Norte, alentó a los trabajadores a aspirar a la “velocidad de Chollima”, refiriéndose a un caballo mítico que vuela a casi 400 kilómetros por día.

Pero el nieto del Líder Supremo, Kim Jong-un, cambió el lema a “velocidad de Mallima”, lo que significa un aumento de 10 veces en la velocidad.

Sus eslóganes han dado resultados notables como la apertura, en 2017, de varias torres residenciales en la calle Ryomong de Pyongyang, solo un año después de haber comenzado las obras.

Esto plantea la pregunta de si las raíces de la cultura ppalli-ppalli se remontan incluso a épocas más antiguas. Kim apuesta que sí.

Las construcciones en el pasado también se completaban antes de lo previsto“, escribe, citando como ejemplo la construcción del Hwaseong, en Suwon.

Esta gran fortaleza, reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, fue terminada siete años antes de lo previsto, en 1796, y permanece en excelentes condiciones.

Tendencias cambiantes

Por otra parte, muchos surcoreanos han desarrollado pulgares extremadamente ágiles. De hecho, el equipo coreano ganó la Copa Mundial de LG Mobile, una competencia de mensajería de texto, cuando se celebró en Nueva York en 2010.

Jóvenes surcoreanos en competencias de juegos online.Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Las competencias de juegos online son populares en Corea del Sur, y ponen de manifiesto que el país goza de una banda ancha ultrarrápida y una vibrante cultura de internet.

Y puede que no sea una coincidencia que los atletas olímpicos coreanos se hayan destacado en deportes de tiro rápido, como tiro con arco y tiro.

Los surcoreanos también han dominado sobre todo en el patinaje de velocidad de pista corta, acumulando un total de 48 medallas olímpicas hasta la fecha.

Por otra parte, mientras que muchos coreanos han aceptado la conveniencia de los fideos instantáneos y las entregas de paquetes el mismo día, otros han rechazado el ajetreo y el bullicio de la vida de la ciudad.

Numerosas celebridades, por ejemplo, se mudaron a la isla sureña de Jeju, que tiene un ritmo mucho más lento.

Estos incluyen a la diva del pop Lee Hyori y su esposo Lee Sang-soon, quienes exhibieron su estilo de vida bucólico en el exitoso programa de la telerrealidad La cama y el desayuno de Hyori.

De cualquier manera, es difícil predecir cuánto durará este momento de contacto con la naturaleza: las tendencias sociales coreanas también cambian en un abrir y cerrar de ojos.

Con información de BBC Mundo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.