Secretario de Estado de EEUU Pompeo regresará a Corea del Norte en octubre

El departamento de Estado anunció este miércoles que el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, regresará en octubre a Pyongyang, para impulsar las conversaciones por la desnuclearización de la península coreana.

En Nueva York, donde se encontró al margen de la Asamblea General de la ONU con su par norcoreano Ri Yong Ho, Pompeo aceptó una invitación de Kim Jong Un para regresar a Pyongyang y avanzar en los esfuerzos de “verificación plena y definitiva de desnuclearización” de Corea del Norte, dijo el Departamento de Estado.

En una rueda de prensa, Trump se congratuló: “Si yo no hubiera sido elegido, habría habido una guerra” con Corea del Norte.

El mandatario se negó a precisar un plazo para la desnuclearización: “No quiero entrar en el juego del tiempo. ¿Saben por qué? Yo le dije a Mike Pompeo: ‘Mike, no entremos en el juego del tiempo’. Lo detuvimos. Ellos están cerrando plantas, están cerrando muchos sitios de pruebas”, afirmó.

En su cuarto viaje a Corea del Norte, Pompeo también tendrá como misión organizar la segunda cumbre entre los líderes de ambos países, tras una histórica reunión en junio en Singapur.

“Esperamos con ansias nuestra segunda cumbre que tendrá lugar yo creo que muy pronto”, dijo Trump, quien volvió a destacar la “muy buena relación” que tiene con Kim.

“Yo lo que quiero es sacarlo adelante. Él quiere lograr un acuerdo. Yo quiero lograr un acuerdo”, agregó el mandatario, que durante la jornada informó que había recibido una “carta extraordinaria” del líder norcoreano.

– Sanciones –

Trump hace alarde de su iniciativa con Corea del Norte como un éxito de política exterior y también ha elogiado a Kim.

No obstante, también pidió que se apliquen las sanciones que Estados Unidos ha construido por años a través del Consejo de Seguridad en respuesta a las pruebas nucleares y de misiles de Pyonyang.

Recordó que Estados Unidos acusó a “algunas naciones” de violar las sanciones, incluso a través de la transferencia ilegal de petróleo a buques petroleros norcoreanos en el mar.

Hace apenas un año, también en el marco de la Asablea General de la ONU, Trump se había burlado de Kim al calificarlo de “hombre cohete” y amenazar con dar una respuesta militar contundente.

Los críticos cuestionan sin embargo cuánta ha cambiado realmente Corea del Norte.

El gobierno norcoreano, considerado por las organizaciones de derechos humanos como uno de los más represivos del mundo, ha realizado seis pruebas nucleares y ha dicho que tiene misiles capaces de alcanzar territorio continental estadounidense, aunque muchos analistas lo dudan.

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, quien puja por la reconciliación, ha viajado este mes a Pyongyang para la segunda cumbre entre las dos coreas.

En la Asamblea General de la ONU, Moon dijo que Corea del Norte “ha salido de un largo aislamiento por iniciativa propia y se presenta ante la comunidad internacional una vez más”.

“Ahora es el turno de la comunidad internacional de responder positivamente a las nuevas acciones y esfuerzos de Corea del Norte”, dijo.

En contraste con el llamado de Trump a aplicar las sanciones, Moon pidió a Pyongyang que abandone progresivamente sus programas nuclear y balístico, a cambio de un alivio de las sanciones.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, partidario de una posición dura con Corea del Norte, ha rechazado una rápida flexibilización de las sanciones, pero el martes dijo en la ONU que estaba dispuesto a reunirse con Kim.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.