Arabia Saudita tiene mucho que perder en la escalada con EEUU, según los expertos

La economía de Arabia Saudita tiene mucho que perder en la escalada de tensión con Estados Unidos tras la desaparición del periodista Jamal Khashoggi, apuntan los expertos.

Signo de la gravedad de la crisis, el presidente estadounidense, Donald Trump, envió a su secretario de Estado, Mike Pompeo, a Riad, para entrevistarse con el rey Salmán y el príncipe heredero, Mohamed bin Salmán.

Según Trump, el rey dice “ignorar” el paradero de Khashoggi, a pesar de que las autoridades turcas aseguran que fue asesinado por un comando saudí en el interior del consulado de Riad en Estambul.

Desde el 2 de octubre, el caso ocupa los medios de todo el mundo y ha provocado amenazas de Estados Unidos, el principal socio comercial de Arabia Saudita.

Los sauditas, que venden un millón de barriles al día a Estados Unidos, podrían recurrir al uso del petróleo como arma económica. Pero según Jean-François Seznec, un especialista en energía, esto “destruiría completamente su imagen de proveedor fiable y desestabilizaría” a Mohamed bin Salmán.

El caso complica las cosas a Trump, que ha convertido su relación personal con el rey Salmán y con su hijo el príncipe Mohamed en la base de su estrategia de acercamiento de Arabia Saudita e Israel contra Irán.

En represalia por la desaparición del periodista, legisladores demócratas y también republicanos podrían bloquear las ventas de armas y presionar a la administración Trump para sancionar a individuos concretos.

Tras su conversación telefónica con el rey Salmán, Trump no descartó que la desaparición de Khashoggi fuera obra de “asesinos fuera de control”. Poco antes había hablado de castigo “severo”, es decir, sanciones, en caso de que se confirme la implicación saudita.

La amenaza de sanciones fue muy mal recibida en Riad, donde un responsable del gobierno recordó que el país petrolero “tiene un papel vital en la economía mundial”.

AFP/Archivos / Mandel NganEl príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed bin Salman (i), saluda al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el 20 de mayo de 2017 en Riad

Por su parte la cadena de televisión saudita Al Arabiya habló de 30 posibles medidas que podrían afectar entre otros al precio del petróleo, que podría alcanzar “200 dólares”, frente a los 80 actuales.

Según Seznec, investigador del Center for Global Energy del Atlantic Council, si la crisis empezara a tener consecuencias sobre el petróleo, Mohamed bin Salmán “podría exigir pagos en yuanes [en vez de en dólares] pero eso desestabilizaría toda la economía mundial y llevaría a Estados Unidos a tomar medidas drásticas.

Según el experto podría incluso precipitar “un cambio de liderazgo en Arabia Saudita”.

Richard LeBaron, que fue el embajador estadounidense en Kuwait y que también colabora en el Atlantic Council, asegura que cualquier medida de represalia saudita “no les ayudará a corto ni a largo plazo porque reforzará la creciente reputación de imprevisibilidad e impetuosidad del régimen”, que busca inversores “en todo el mundo”.

Para François Heisbourg, consejero en la Fundación para la Investigación Estratégica, en París, si Riad recurre a un embargo petrolero, “los productores de petróleo de esquisto en Estados Unidos se frotarían las manos, los chinos sufrirían y los europeos también”.

Y si el congreso estadounidense decide bloquear las ventas de armas, “los sauditas podrían dirigirse a Rusia pero, durante un tiempo, el reino, que depende totalmente de sistemas estadounidenses, ya no tendría defensa a causa de un grave problema de piezas de recambio”.

Pocos días después de la desaparición de Khashoggi, Trump afirmó durante una reunión pública que el rey Salmán no podría aguantar “ni dos semanas” sin Estados Unidos.

POOL/AFP / LEAH MILLISEl secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo (I), recibido por el rey Salmán (D), el 16 de octubre de 2018 en Riad

La escalada también podría tener repercusiones en el intercambio de información de seguridad entre ambos. Pero según Heisbourg, los sauditas “no están interesados en ir demasiado lejos”.

El centro de análisis Sufan crítica por su parte a Trump por basar las relaciones bilaterales con Riad “en personas en vez de en principios” desde la ascensión del príncipe Mohamed.

En varias declaraciones la semana pasada, el presidente estadounidense habló de grandes proyectos militares por valor de 110.000 millones de dólares con Riad que crean puestos de trabajo en Estados Unidos y podrían estar en peligro con la crisis.

Pero según The New York Times, esta cifra de 110.000 millones es “exagerada”

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.