Así ven los cubanos su próxima Constitución

Los puntos de vista que han expresado los cubanos en las asambleas que discuten las reformas a la Constitución de la isla son de lo más diversos. La consulta popular se lleva a cabo desde el 13 de agosto y concluirá el 15 de noviembre. Con base en las propuestas populares –derivadas de este inusual proceso en Cuba– se deberá tributar a un texto que se llevará a votación en febrero de 2019.

Nota: no se cuenta con algunos detalles como profesión o edad de los entrevistados debido a que muchos de ellos mismos eligieron no revelar esta información, sino únicamente transmitir su opinión como solicitó el gobierno para darles algo de privacidad y libertad de opinión.

___

Luis Rubio propuso que el presidente no tenga limitaciones a dos mandatos de cinco años tal como está en el proyecto y fue ampliamente promovido por el propio ex presidente Raúl Castro.

“No que el presidente sea vitalicio… pero la experiencia se va acumulando”, agregó Rubio para quien en otros países la seguidilla de la alternancia trajo “muchos problemas”.

___

Sergio Bello lamentó que en el proyecto constitucional no se haga explicito que el derecho debe beneficiar ante todo a los nacionales, como el uso de las playas que consideró un gran logro de la revolución.

“Se está perdiendo aquello de lo mío primero”.

Igualmente abogó por la real efectividad de la Carta Magna: “no importa qué Constitución sea si al final las leyes no se cumplen”.

A diferencia de otras constituciones en el mundo y una cubana anterior, ésta no prevé un Tribunal Constitucional que la haga más poderosa y efectiva.

___

Mercedes no se identificó con apellido, pero dijo que no tiene problema con que la nueva Constitución elimine la especificidad de que el matrimonio sea heterosexual sino que legalice las uniones gay.

“Mi preocupación es que esto puede abrir la puerta a la adopción de niños y con eso sí que no estoy de acuerdo”, expresó.

___

Elena de la Portilla es una escritora que dijo estar de acuerdo en que se elimine la alusión a un hombre y una mujer en el matrimonio y tampoco tiene objeción en que se adopte niños, un fenómeno poco común en la isla, donde el Estado se hace cargo de los llamados “niños de la patria” o sin amparo filial.

“¿Cuál es el miedo a la posibilidad de la adopción de menores? Es lógico, el miedo a lo desconocido… Esos niños lo que necesitan es un hogar que les dé amor”.

___

Víctor tampoco ofreció su apellido, aunque expresó que el peso cubano debe estar consignado en la Constitución como la única moneda y se debe priorizar “a los nacionales con recursos lícitos” en la inversión.

Su comentario salió al cruce de la existencia en la isla de dos monedas: el peso cubano (24 pesos cubanos equivalen a un peso convertible) y el peso convertible con equivalencia del dólar.

En las normativas vigentes los cubanos están excluidos como inversores junto al Estado, un papel que se deja exclusivamente para los extranjeros.

___

Una señora que sólo se identificó como “cuentapropista” (emprendedor o pequeño empresario), propuso agregar un artículo a la Constitución a fin de proteger a las personas como ella y a raíz de un reciente paquete de normas que ajusta el trabajo independiente del Estado –actualmente unas 600.000 personas– controlándolo y limitándolo.

“Que todas las leyes que afecten a más de 100.000 personas sean consultadas con ese sector antes de aprobarse”.

Con información de AP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.