Cae en un huerto el primer fragmento de un satélite de la red Iridium, con otros 66 satélites en órbita

El pasado 18 de octubre, el departamento del Sheriff de Harford, en California recibió la llamada de un vecino que se había encontrado un extraño objeto metálico en su huerto. Ha resultado ser el primer fragmento conocido de un satélite de la red Iridium en caer a Tierra.

El objeto ha sido remitido a la cercana base aérea de Vanderberg por si pertenecía a alguno de sus cazas. Los técnicos militares de la base, sin embargo, identificaron la esfera metálica como uno de los depósitos de combustible que estos satélites de 689 kilogramos usan para recuperar altura en órbita durante su vida útil. La propia compañía propietaria del satélite ha confirmado el análisis de la pieza y ha detallado que se trata del Iridium 70, un satélite lanzado el 17 de mayo de 1998.

Se da la curiosa circunstancia de que es la primera vez que alguna pieza de estos satélites llega a Tierra, así que la compañía ha solicitado el pedazo de chatrarra espacial para su estudio.

Photo: Departamento del Sheriff de Harford

La red Iridium es una malla de satélites de comunicaciones concebida y diseñada por Motorola que actualmente consta de 66 unidades en activo. Comenzó a operar en 1998 y da servicio de voz y datos a diferentes dispositivos entre los que se cuentan teléfonos de conexión directa vía satélite.

No es la primera vez que uno de estos satélites se volatiliza en la atmósfera. En 2014 Iridium procedió a sustituir las viejas unidades por otras mas potentes llamadas Iridium Next. Hay 43 unidades fuera de uso. algunas de ellas siguen en órbita baja a la espera de entrar en la atmósfera. Otras ya lo han hecho y se han destruido en el proceso. El caso más raro sucedió en 2009, cuando Iridium 33, aún en activo en aquel entonces, colisionó contra el satélite ruso Kosmos 2251, liberando una gran cantidad de basura espacial.

Photo: Cliff (Flickr)

El hecho de que este sea el primer pedazo de basura proveniente de los Iridium es bastante buena prueba de la seguridad de la red, así que no es de esperar que tengamos que mirar al cielo por si caen más próximamente. Un dato curioso de estos satélites es que sus paneles solares están orientados de una forma que reflejan la luz del Sol desde la perspectiva de la Tierra, lo que a veces hace que se vean como un punto brillante apreciable incluso de día que puede confundirse con una estrella. A este fenómeno se le conoce como fulguraciones Iridium. [vía ABC30]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.