El bitcóin en EEUU, una colcha de retazos de estatutos jurídicos

Criptomoneda carente de autoridad central, fronteras y creador conocido, el bitcóin no calza en las casillas tradicionales de los legisladores y está sujeto, como sucede en Estados Unidos, a una colcha de retazos de reglamentaciones.

“A la pregunta de si el bitcóin es legal la respuesta es sí”, afirma Peter Van Valkenburgh, director de investigaciones del centro de reflexión sobre criptomonedas Coin Center.

“En la tradición legalista estadounidense, las cosas son legales mientras la ley no diga lo contrario”, subraya el analista, y nada por el momento prohíbe poseer, intercambiar o comerciar bitcoines.

La reputación de esta moneda digital se vio durante largo tiempo afectada por el caso “Silk Road”, un sitio electrónico en el cual era utilizada como medio de pago de armas y drogas.

“En 2013, 30% de las transacciones efectuadas en la cadena del bitcóin estaban ligadas a actividades criminales”, destaca Michael Gronager, director de Chainalysis, una consultora que ayuda a detectar fraudes. “Es menos que hoy”, dice.

Las plataformas de intercambio de bitcoines deben, por ejemplo, obedecer a las mismas exigencias contra el blanqueo de dinero que los bancos o las sociedades de pagos en línea como PayPal y Venmo, indica Van Valkenburgh.

El fisco estadounidense considera por su lado que las operaciones o inversiones en bitcóins están sometidas a los mismos impuestos que las operaciones efectuadas en dólares y deben, por consiguiente, ser declaradas.

Los reguladores de mercados financieros se ubicaron en distintos lugares.

La CTFC, organismo encargado de supervisar los mercados de productos derivados, estima que el bitcóin es una materia prima, por lo cual cae bajo su jurisdicción.

La SEC, el gendarme de la bolsa estadounidense, se ocupa a su vez de las criptomonedas derivadas del bitcóin pero consideradas como empresas que deben respetar las reglas a las que están sujetas todas las compañías que cotizan en bolsa.

Este organismo controla también los productos financieros ligados al bitcóin y negociados en la bolsa y debe autorizar los muy populares “bitcóin ETF”, unos fondos que replican los movimientos de la criptomoneda.

Para complicar aún más las cosas, las plataformas de intercambio de criptomonedas deben registrarse en cada uno de los estados y territorios de la Unión en que pretendan operar, y la legislación de cada uno de ellos difiere de la del otro.

Por otra parte, el presidente de la institución encargada de la impresión de los dólares, el Banco Central, Jerome Powell, estimó en julio que el bitcóin, al igual que las otras divisas virtuales, “no es una moneda”, por lo cual “carece de valor intrínseco”.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.