El canciller ruso acusa a EEUU de apoyar provocaciones con iglesias en Ucrania

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, tachó de una provocación apoyada por EEUU la decisión del Sínodo de la Iglesia Ortodoxa de Constantinopla de otorgar independencia a la Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala y la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Kiev.

“El Patriarcado de Ucrania no le dio la espalda a la Iglesia Ortodoxa de Rusia porque la Iglesia Ortodoxa ucraniana del Patriarcado de Moscú se opone a las provocaciones que trama el patriarca de Constantinopla, con un apoyo abierto de Washington”, dijo Lavrov en una entrevista con medios de comunicación, publicada en el sitio web de la Cancillería rusa.

El canciller ruso recordó que tanto en Ucrania como en Rusia y “en cualquier otro país normal” la ley prohíbe a las autoridades entrometerse en la vida de la iglesia.En este contexto criticó al enviado especial de EEUU Kurt Volker, quien saludó la decisión del Sínodo de la Iglesia Ortodoxa de Constantinopla, cuando su tarea principal es “contribuir a la solución del conflicto ucraniano en base a los acuerdos de Minsk”.

El Sínodo de la Iglesia Ortodoxa de Constantinopla confirmó el jueves que su Patriarcado inicia el proceso de concesión de la autocefalia a Ucrania.

El Patriarcado con sede en Estambul suspendió además el anatema impuesto a los jerarcas de las llamadas Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala, fundada en 1917, y la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Kiev, creada en la década de los 90, Makari y Filaret, respectivamente.

De esta manera, Constantinopla por primera vez reconoció como canónicas la Iglesia Ortodoxa Ucraniana Autocéfala y la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Kiev.

Con anterioridad la autoridad religiosa ortodoxa con sede en Estambul designó a dos representantes suyos en Kiev como parte de los preparativos para reconocer la autocefalia de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania.

El jerarca de la Iglesia Ortodoxa rusa, Kiril, siguiendo una decisión del Sínodo, principal organismo eclesiástico de Rusia, dejó de nombrar al patriarca Bartolomé de Constantinopla durante sus oficios religiosos.Históricamente el patriarca ruso mencionaba el nombre de su homónimo de Constantinopla en primer lugar, debido a una tradición histórica, delante de los demás jerarcas de las 15 Iglesias Ortodoxas existentes en el mundo.

Además de la canónica Iglesia Ortodoxa ucraniana –la más numerosa, autónoma y que reconoce su unión con el Patriarcado de Moscú– en ese país fungen otras estructuras eclesiásticas no reconocidas por la comunión ortodoxa mundial, entre ellas las encabezadas por Filaret y Makari.

Las autoridades ucranianas actuales, incluido el presidente, se pronuncian a favor de cortar los lazos de la Iglesia de Ucrania con las autoridades eclesiásticas rusas.

El Patriarcado de Moscú declaró que la decisión de Constantinopla es un grave error que repercutirá en toda la Ortodoxia Mundial, ya que se trata de hecho de una “legalización de la escisión”, y rechazó la suspensión del anatema a Filaret y Makari.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.