El científico que “se jugó la vida” encerrándose en un microinvernadero con 200 plantas para entender el cambio climático

Kurtis Baute se autodenomina un “científico curioso”. Y, como tal, hizo algo inusual: se encerró en un invernadero con 200 plantas.

El canadiense ingresó a estructura de plástico de tres por tres metros a la medianoche del martes pasado en la Columbia Británica, oeste de Canadá.

El objetivo: crear consciencia sobre el cambio climático, al tratar de comprobar si las plantas, que utilizan la luz solar para convertir el CO2 en oxígeno durante la fotosíntesis, iban a regular los niveles de CO2 en la cúpula.

La idea consistía en estar tres días encerrado con las plantas, pero se vio obligado a abandonar su intento después de 15 horas, a medida que aumentaron los niveles de CO2.

Agradeció a los fanáticos y describió la experiencia como un “gran éxito”.

Con el hastag #KurtisInAJar, el joven canadiense publicaba cómo iban las cosas durante su estadía en el invernadero.

“Soy libre”.

El aire que exhalan los humanos contiene más CO2 que el aire que inhalamos. Eso significa que los niveles de CO2 dentro de la cúpula aumentaron a medida que el experimento continuaba. Cuando el nivel de CO2 alcanza el 10%, las personas pueden sufrir daño cerebral, caer en coma o morir.

Así que si las plantas tenían una buena dosis de luz solar, podrían regular los niveles de CO2 en el invernadero. Pero eso no ocurrió.

Este miércoles, el tiempo estuvo nublado, así que Baute terminó el experimento después de que los niveles de CO2 alcanzaron sus valores como para abortar el experimento.

Las plantas son excelentes para absorber el CO2, les encanta… Pero solo pueden manejar cierta cantidad y como no es un día brillante y soleado (está nublado), no reciben la luz que necesitan… Eso significa que el CO2 seguirá subiendo. Tendréque abortar hoy si esto continúa.

“Probablemente podría sobrevivir en el invernadero tres días”, escribió en su sitio web la semana pasada. “Pero mi objetivo no es simplemente ‘no morir. Mi objetivo es terminar este proyecto sin haberme puesto azul, haber sufrido daño cerebral, haber recibido un golpe de calor o un daño permanente a mi cuerpo”.

Todo a salvo. Mi objetivo aquí fue/es involucrar a la gente sobre el #cambioclimático, y al ver la respuesta en Twitter siento que ha sido un gran éxito. Gracias a todos por su apoyo. Esto es solo el comienzo, es hora de cambiar nuestro estilo de vida.

Mientras estaba dentro del invernadero, Baute explicó su misión en un hilo de Twitter, escribiendo: “#ClimateChange es real, lo estamos causando y es un gran problema”.

“El problema con mi experimento es que algunas de mis señales para cancelarlo (por ejemplo, si el CO2 era demasiado alto) son experiencias cotidianas para muchas personas en este planeta. Todos merecen un aire limpio, pero no todos lo tienen”.

También dijo que mientras la humanidad arroja CO2 a la atmósfera de la Tierra a una velocidad peligrosa, hay muchos pasos que podemos seguir para limitar el daño, entre ellos:

  1. Come menos carne, es horriblemente ineficiente y usa toneladas de combustibles fósiles. Tal vez intente dejarla en #MeatlessMonday o vaya más lejos que eso”.
  2. “Conduce menos. Reduce tu tiempo de viaje al trabajo. Monta en bicicleta, viaja en un automóvil compartido, toma el transporte público, trabaja desde casa. Tu auto te está asfixiando y nos está cocinando a los dos. Además, tienes mejores cosas que hacer que sentarte en el tráfico”.
  3. “Comienza una conversación sobre esto. Seamos realistas y animémonos a hacerlo mejor. Ese es el final de la perorata, por ahora. ¡Gracias!”

Con información de BBC Mundo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.