El expresidente de la Fed Alan Greenspan sobrevive al bulo de su propia muerte

El exjefe del Banco Central de Estados Unidos Alan Greenspan, de 92 años, está vivo y sano, dijo su entorno el martes para desmentir un tuit de una cuenta falsa del economista William Nordhaus, galardonado la víspera con el premio Nobel de Economía, que anunciaba su deceso.

“El expresidente de la Fed Alan Greenspan ha fallecido”, decía el tuit. Una hora después, un segundo tuit afirmaba: “Esta cuenta es falsa, creada por el periodista Tommasso Debenedetti”.

Pero la noticia ya se había difundido rápidamente en internet, llevando a la mismísima esposa del falso fallecido, Andrea Mitchell, a desmentir la noticia falsa… en un tuit.

“Hasta el presente los rumores son engaños”, dijo Mitchell, quien es corresponsal de la NBC, refiriéndose al hecho de que la muerte de Alan Greenspan ya había sido anunciada falsamente en el pasado.

“Alan está bien, de hecho, ¡está lanzando un libro la próxima semana!”, agregó.

La AFP no pudo contactar al periodista italiano Tommasso Debenedetti para confirmar o negar esta información.

A fines de agosto, fue el cineasta franco-griego Costa Gavras, de 85 años, quien tuvo que desmentir su propia muerte, anunciada por varios medios internacionales a partir de un tuit falso también atribuido a este periodista.

Si efectivamente se trata del autor del bulo, Debenedetti es un reincidente: ya ha “matado” en pocos caracteres a la escritora JK Rowling, Mijail Gorbachov, Fidel Castro o el papa, alegando que sus falsos tuits son una herramienta para denunciar los “puntos débiles” de los medios y la “fragilidad de las redes sociales”.

“Sólo lo hago con personalidades de primer orden, que tienen todos los medios necesarios para desmentir rápido. Nunca anunciaría la muerte de un escritor de segundo orden o la de mi vecina”, dijo en 2013 en una entrevista con la AFP.

William Nordhaus no estuvo disponible de inmediato para hacer comentarios.

La Universidad de Yale, donde da clases, simplemente confirmó que se trataba de una cuenta falsa del economista utilizada con propósitos de engaño.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.