El Pentágono abre los ojos de Trump a 300 vulnerabilidades de la industria militar de EEUU

 

El presidente estadounidense, Donald Trump, recibió un reporte en el que se revelan casi 300 vulnerabilidades que han sido detectadas en la industria de EEUU.

Este detallado reporte culmina la evaluación de la base manufacturera y de la defensa industrial de EEUU.

“Por primera vez desde la Administración Eisenhower el mandatario estadounidense ha sido involucrado directamente en la protección de la salud y la estabilidad de la industria de defensa y sus cadenas de suministros”, se informa en el comunicado publicado por la Casa Blanca.Según el documento, estos componentes son esenciales para mantener la seguridad económica y nacional del país norteamericano.

Los secretarios de Defensa, de Comercio, de Energía y de Trabajo de EEUU trabajarán para implementar todas las recomendaciones presentadas en el reporte con el objetivo de eliminar las 300 vulnerabilidades.

La Administración Trump “tiene una agenda agresiva” para reconstruir el complejo militar aumentando los gastos de defensa y aplicando iniciativas de modernización. Las autoridades trabajan también “para revitalizar la manufacturación estadounidense”, de acuerdo con el comunicado, sin agregar más detalles sobre el reporte.

No obstante, The Washington Post se comunicó con una fuente dentro de la Administración Trump que reveló más información sobre el documento.

El nuevo reporte indica que todas las facetas del complejo de defensa industrial están en peligro dado que “industrias domésticas enteras están a punto de desaparecer”. Por eso, el Pentágono se ve obligado a buscar ayuda en el extranjero, informa el medio estadounidense.

La fuente en la Administración Trump, que prefirió mantenerse en anonimato, reveló que la Casa Blanca planea asignar inversiones por un valor de 70 millones de dólares para eliminar algunas de las debilidades. Más precisamente, EEUU invertirá sus recursos en las empresas que producen componentes de fusiles y del tanque Abrams.

El interlocutor del medio comunicó que tras haberse integrado profundamente en la economía global el complejo militar de EEUU se hizo “demasiado dependiente” de los componentes extranjeros de bajo costo.

Las máquinas de producción, los detectores infrarrojos, los sistemas de visión nocturna, los ejes de hélice de submarinos, los cañones que se instalan en los vehículos de combate y las cerámicas que se usan para producir la protección corporal son suministrados en gran parte por proveedores extranjeros.

Este hecho plantea preguntas acerca de la capacidad de EEUU de tener acceso a estos suministros en caso de una guerra prolongada, enfatizan.El documento alega que los gastos reducidos asignados por la Administración Obama para la defensa dificultaron la habilidad del sector de alcanzar los estándares militares. Además, actualmente solo hay un proveedor de importantes piezas que indica a ciertos rasgos monopolistas del mercado estadounidense.

Además, el reporte enfatizó las dificultades que surgen a la hora de atraer a los trabajadores cualificados como ingenieros, desarrolladores de software y comerciantes. Esta deficiencia, según la fuente, afecta no solo a las empresas industriales sino también a las del sector militar dado que tienen que esperar años antes de recibir autorizaciones y poder trabajar en programas de alto secreto.

Para responder a este problema, el Pentágono también espera aprovecharse de las innovaciones y ampliar su cooperación con empresas que se sitúan en el Silicon Valley y Boston.

El reporte también llamó la atención a los viejos problemas enfocándose en la supuesta amenaza proveniente de China.

Este documento fue presentado luego de que el Pentágono señalara en su Estrategia de Defensa Nacional la importancia de la competición de EEUU con el país asiático y Rusia por el dominio militar. Los autores del informe reconocen que ahora estos países “parecen estar aumentando su poderío y la capacidad militar”.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.