El problema del plástico resumido en una imagen: esta botella de Fairy parece nueva pero lleva 50 años en el mar

Ocurrió en una playa del Reino Unido. Los guardacostas descubrieron una botella lavada, aunque no una cualquiera. Se trataba de una botella de Fairy para fregar platos de hace casi cinco décadas. Dicho de otra forma, el objeto es un ejemplo perfecto del poder y “longevidad” de la contaminación de plásticos.

La botella era, esencialmente, un pedazo eterno de la basura que creamos los humanos y que no tiene pinta de que vaya a morir a corto plazo. Un recordatorio duradero de lo grande que es el problema al que se enfrenta la sociedad a medida que se acumula el plástico en los océanos.

La botella en cuestión fue descubierta por un guardián de la playa con el equipo de rescate de la guardia costera de Burnham, quien encontró el artículo en medio de una cantidad inusualmente grande de escombros arrastrados por las mareas. Según explicaron a la BBC:

Hubo alrededor de 300 a 400 toneladas de cosas que se lavaron durante la noche. He sido parte de la guardia costera durante años, pero no recuerdo haber visto esa cantidad de basura en la playa antes. Era una locura.

Afortunadamente, muchos de los escombros en cuestión eran de origen natural, en lugar de material artificial fabricado. Los desechos naturales son solo eso, elementos naturales y biodegradables como la madera y las algas. La mayor parte regresará al agua siguiendo las mareas donde proporcionará hábitat y fuentes de alimento para la vida marina.

Pero no con el plástico. Este se agrupa de diversas maneras en parches de basura, de forma que encuentra su camino en los suministros de alimentos a su paso y se extiende hasta los confines del océano. De hecho, es capaz de transformar islas remotas en aglomeraciones de basura, de matar la vida marinade manera indiscriminada y de proporcionar estadísticas alarmantes.

En cuanto a la botella encontrada, el plástico data de al menos desde 1971, cuando Reino Unido adoptó la moneda decimal. Por tanto, tiene al menos 47 años, aunque posiblemente muchos más. No es de extrañar, algunos tipos de plástico tardan hasta 450 años en descomponerse, mientras que otros se piensa que no se biodegradan nunca. [ScienceAlert]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.