Embajada rusa exige al Reino Unido que comparta información sobre ciberataques

La embajada rusa en Londres envió este viernes una nota al Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido en la que exigió compartir de inmediato los hechos, sobre la base de los cuales se sacaron las conclusiones sobre los supuestos intentos de Rusia de realizar ciberataques contra organismos británicos.

“La embajada envió hoy una nota a la Cancillería británica con la demanda de compartir inmediatamente con Rusia los hechos que llevaron a estas conclusiones”, dijo a Sputnik un representante de la misión diplomática.

Agregó que Rusia propuso en repetidas ocasiones al Reino Unido “organizar consultas de expertos para aliviar las preocupaciones sobre temas de ciberseguridad”.”Nos gustaría enfatizar que el rechazo al diálogo profesional y la negativa de presentar evidencias a Rusia y al público muestra que simplemente no las tiene”, subrayó el representante.

El 3 de octubre, el Ministerio de Exteriores británico acusó a la Dirección General del Estado Mayor de Rusia (inteligencia militar ampliamente conocida por su antigua sigla, GRU) de haber orquestado una campaña de ciberataques indiscriminados y temerarios.

El Centro Nacional de Seguridad Cibernética (NCSC, por sus siglas en inglés) vinculó la inteligencia militar rusa a varios grupos de hackers, entre ellos APT 28, Fancy Bear, Sofacy, Pawnstorm, Strontium Cyber Berkut y CyberCaliphate, y estimó “con alto grado de confianza” que GRU “fue responsable casi seguramente” de varios ataques informáticos.

El comunicado del Foreign Office le atribuyó en particular el robo de datos a la web del Comité Nacional Demócrata previamente a las elecciones presidenciales de 2016 en EEUU; la publicación de ficheros confidenciales de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) en agosto de 2017; y el ciberataque que perturbó en octubre de 2017 el funcionamiento del Metro de Kiev y el aeropuerto de Odesa, en Ucrania, pero también repercutió en las operaciones del Banco Central de Rusia y de dos medios de comunicación rusos.Al día siguiente, el Ministerio de Defensa de Holanda declaró haber desbaratado el 13 de abril un ciberataque contra la sede de la OPAQ en La Haya y expulsado a raíz del incidente a cuatro supuestos agentes de GRU que tenían pasaportes diplomáticos.

También Canadá, EEUU y Unión Europea avalaron las denuncias contra Rusia.

El Departamento de Justicia de EEUU informó este jueves que siete oficiales de la inteligencia militar rusa fueron acusados de operaciones de hackeo a una empresa nuclear a EEUU, a varias agencias antidopaje y federaciones deportivas y a por lo menos 250 atletas de 30 países.

El Ministerio de Exteriores ruso calificó la reciente sarta de acusaciones como una campaña de propaganda orquestada y advirtió que la obsesión de Occidente con la caza de espías revierte en perjuicio de las relaciones internacionales.

Anteriormente, EEUU había declinado la oferta rusa de crear un grupo conjunto para ciberseguridad.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.