Encuentran una cámara secreta y un túnel al “inframundo” bajo la Pirámide de la Luna de México

La Pirámide de la Luna está ubicada en la parte norte de Teotihuacán, la antigua ciudad que contaba con una población estimada de 125.000 habitantes, uno de los centros más concurridos del mundo antiguo. Un equipo de investigadores ha anunciado el hallazgo de un pasaje oculto bajo su arquitectura.

Para ser más exactos, han anunciado un túnel y una cámara secreta enterrados bajo la Pirámide de la Luna, un hallazgo que ofrece nuevas pistas sobre cómo la antigua cultura mesoamericana pudo haber visto su destino final. Según ha explicado la arqueóloga Verónica Ortega, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México:

Estos complejos de ofrendas (rituales) son el núcleo sagrado de la ciudad de Teotihuacán. Todas las personas lo consideraron la meca de la civilización, por lo tanto, lo que se puede encontrar en el interior puede ayudar a desentrañar las relaciones que esta antigua metrópolis tenía con otras regiones de Mesoamérica.

El equipo de investigadores utilizó una técnica de imágenes llamada tomografía de resistividad eléctrica que permitió a los científicos medir y mapear estructuras de la sub-superficie. Allí fue donde detectaron una cámara oculta de 15 metros de ancho ubicada a unos 8 metros debajo de la superficie.

Image: Pirámide de la Luna (Wikimedia Commons)

¿Por qué? El propósito de la cámara es la gran pregunta que nadie puede responder en estos momentos. Los investigadores creen o sugieren que posiblemente haya sido algún tipo de espacio funerario que albergaba rituales sagrados.

Ocurre que no sólo encontraron la cámara, también dieron con un túnel que une el espacio con la Plaza de la Luna de la antigua ciudad. Aquí el equipo sí parece tenerlo más claro: se trataría de un pasaje al ‘inframundo’, en el que los habitantes de Teotihuacán hacían ofrendas de acuerdo con sus puntos de vista sobre la muerte y el más allá.

Como recuerda Ortega, las exploraciones arqueológicas anteriores en la pirámide descubrieron túneles que contenían esqueletos y lo que podría haber constituido ofrendas: objetos hechos con piedra verde, incluidos collares y mosaicos, “por tanto, no es difícil pensar que se pueda encontrar algo similar en el subsuelo”.

Si las excavaciones arqueológicas posteriores acaban indicando que el túnel y el pasaje tienen el propósito de realizar rituales funerarios, sugeriría que estas enormes pirámides cumplían otra función.

Según la arqueóloga, “el descubrimiento parece confirmar que los habitantes de Teotihuacán siguieron el mismo patrón en sus templos a gran escala, y que su función sería emular al inframundo”. [ScienceAlertInha]

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.