FIFA 19 vs PES 2019: ¿Cuál es mejor?

Comencé a hacer reviews de estos dos juegos juntos en 2012 porque sentí que esta rivalidad era la única verdadera entre todos los juegos deportivos que había, y merecía una comparación a la altura. También lo hice así porque a la mayoría de las personas que les gusta el fútbol solo compraría uno de los juegos, por lo que decirles cuál de los dos era mejor parecía una buena idea. También pensé que enfrentar los juegos entre sí, en lugar de compararlos con su versión del año anterior, podría ser más útil.

Sin embargo, seis años después, siento que esta doble review se está convirtiendo en algo repetitivo, justo todo lo contrario de lo que pretendía en un momento. Ahora, más que nunca, los pros y los contras de cada saga están tan arraigados que es casi una pérdida de tiempo analizarlos de nuevo.

Acertarás al suponer, por ejemplo, que el FIFA tendrá la mejor puesta en escena de un juego de deportes que jamás hayas visto. Y seguro que también adivinas que el Pro Evolution Soccer, tan elegante con el balón en sus pies, va a arruinar todo lo que no ocurra en el terreno de juego. El 98% de los jugadores del FIFA irán directamente al Ultimate Team y apenas tocarán el resto de un juego bastante amplio, y el 100% de los fans del PES pasarán los próximos 11 meses diciéndoles al resto “oh, puedes poner un mod para tener todos los equipos y equipaciones oficiales”.

Sin embargo, tan cierto como son esas generalizaciones, este año ambos juegos han llegado al extremo de sus respectivos márgenes. El FIFA es más deslumbrante que nunca, especialmente con ese aire hollywoodiense que le han dado a la Champions League, mientras que en comparación, el PES parece más vacío que nunca.

Y mucha gente ya sabrá cuál de los dos piensan comprarse y no les importará lo que yo diga sobre este tema. No importa si el PES tiene la Premiership escocesa o si el FIFA ahora te permite jugar partidos amistosos con reglas de patio de colegio.

Sin embargo, si estás indeciso, o incluso si has entrado a buscar un veredicto que resuma esta rivalidad en forma de tweet, aquí va: Parece que FIFA ha dado por fin el golpe de gracia.

Por primera vez desde que comencé estas reviews, un juego es tan claramente superior al otro que lo recomendaría casi sin dudarlo a cualquiera que le guste el fútbol, ​​independientemente de la saga que prefieran.

La combinación de un juego más físico y su excelente modo historia para un jugador hace de FIFA 19 uno de los mejores juegos de fútbol de la última década, junto con el debut del FIFA 09 y el Fox Engine de PES en 2013.

¿Por qué? Empecemos por el campo. La mejora más importante de la que presume el FIFA este año es que todo parece más directo, más cercano. Llevar la pelota cerca supone un mejor control y el cuerpeo es más efectivo, por lo que ahora el juego ahora es mucho más que simples carreras alocadas y balones al hueco. La defensa también se beneficia de esto, y ahora el equilibrio entre la presión y el robo funcionan casi a la perfección.

Esto parece poco importante, pero cambia el juego por completo, ralentizando todo y haciendo que el FIFA tenga una jugabilidad más comedida, como la que ha caracterizado al PES durante mucho tiempo. Todavía puedes usar las tácticas antiguas del FIFA, pero ahora más que nunca es posible un enfoque delicado y distinto, y siempre puedes cambiar de un estilo a otro.

No es que estos avances puedan compensar los fallos que sigue teniendo el FIFA en otros aspectos. Como lleva ocurriendo desde el principio de los tiempos, la animación de los jugadores todavía sigue siendo terrible, y la pelota se mueve demasiado lenta cuando se la pasan. También sigue teniendo varios problemas en las jugadas a balón parado, sobre todo en los córners y las faltas a portería.

Pero el rendimiento general del FIFA en el terreno de juego ha sufrido una gran mejora respecto al juego del año pasado.

PES 2019

En comparación, el PES 2019 está bien. Sigue siendo un gran juego de fútbol, pero han introducido tan pocas mejoras este año, incluso para lo que nos tienen acostumbrados los juegos deportivos, que casi podría consultar la review del año pasado y actualizar las listas. El movimiento de la pelota es aún más realista que el de su competidor, y el ritmo del juego es un poco más tranquilo que el del PES 2018, pero este año el FIFA está mucho más cerca del PES en términos de jugabilidad que nunca, así que lo que una vez fue un gran distintivo entre los dos juegos, ha desaparecido.

Sin esa clara ventaja en el terreno de juego, solo nos queda prestar más atención al resto de características, y PES parece una saga agotada. No hay nuevos modos importantes, ni ideas audaces para tratar de superar la superioridad monetaria de EA, y su sistema de menú y la interfaz de usuario siguen siendo una tortura.

La pérdida de la licencia de la Champions League, una gran ventaja de marketing de PES sobre EA, es enorme porque, en términos futbolísticos, es un gol por la escuadra. Ya es bastante malo para Konami no tener la licencia, pero ver cómo se convierte en la pieza central del FIFA, solo empeora las cosas.

En un intento por compensar esto, PES ha añadido un montón de nuevas licencias de ligas menores europeas y sudamericanas. Una gran noticia para los fans de las competiciones más secundarias, pero cuando faltan la Premier League, la Liga y la Bundesliga, al igual que la mayoría de sus equipos, es un terrible golpe para todos.

PES también se queda corto en otras áreas frente al FIFA, desde sus torneos a sus modos en línea, pasando por su deprimente menú hasta el hecho de que EA ha continuado con su modo para mujeres, mientras que Konami sigue siendo solo de hombres.

Pero hay algo que realmente marca la diferencia, más que cualquier control o pelota, y eso es The Journey.

Recuerdo que me pregunté en 2014 por qué no había grandes RPGs de deportes. Ahora, cuatro años después, tenemos uno. Este tercer capítulo de The Journey es casi todo lo que he buscado en un juego deportivo para un solo jugador, dándome el tiempo suficiente para que me sienta realmente involucrado y responsable de lo que está sucediendo, con buenas escenas y gran capacidad de decisión (comenzando ciertos juegos desde el banquillo o en circunstancias difíciles) para recordarme que estoy interpretando una historia de verdad y no solo otro modo de carrera insulso.

Después de haber ampliado su elenco de personajes jugables a tres el año pasado, FIFA 19 concluye cada historia: Alex se adapta a la vida como una superestrella en Madrid, Danny se enfrenta a algunos desafíos personales mientras asciende en la Premier League y Kim intenta levantar la Copa del Mundo de Mujeres con el equipo nacional de Estados Unidos.

Es una experiencia para un jugador llena de elecciones importantes y entretenidas consecuencias, cursis pero atractivas, con personajes cuyo mayor atractivo proviene del hecho de que son normales. Aquí no hay el fango corporativista del NBA 2K ni todo el cliché de Longshot; Los personajes de The Journey son chavales jóvenes, tontos y vulnerables que cometen errores, hacen chistes y están haciendo todo lo que pueden, lo que hace que te caigan especialmente bien.

Tendrás el control de los tres personajes durante una temporada en Europa, y tienes la libertad de jugar con cada uno durante el tiempo que quieras, y cambiando de uno a otro siempre que te parezca. Incluso puedes jugar solo como uno de ellos todo el tiempo, aunque es más inteligente seguir los consejos que te indican cuál es el mejor personaje para jugar en un momento dado, y no perderte gran parte de la historia de The Journey.

Con docenas de partidos para jugar en La Liga, Premier League, Champions League y la Copa del Mundo Femenina, la cantidad de tiempo de juego y de cinemáticas incorporadas lo convierten en un juego AAA. El hecho de que este sea simplemente un modo de juego entre muchos, hace que el FIFA esté por encima del PES.

El abismo entre estos dos juegos es ahora tan grande que casi me siento mal por el PES. Konami está ahora en una situación similar a la de EA cuando el NBA Live regresó, y casi no había ninguna razón para recomendar su compra frente al juego de la competencia.

No es que el PES sea un mal juego. Si tu abuelo te lo compró por Navidad, o nunca quisiste jugar con tus amigos obsesionados con el Ultimate Team del FIFA, lo pasarás estupendamente. Después de todo, es casi el mismo juego que el PESdel año pasado.

Pero estamos hablando del presente. Y si solo vas a hacerte con un juego de fútbol en 2018, que sea el FIFA 19. Mientras que el PES se ha estancado, el FIFA ha aprovechado al máximo sus licencias y al mismo tiempo ha mejorado su jugabilidad, lo que ha dado como resultado uno de los juegos deportivos más completos y divertidos de los últimos años.

Con información de Gizmodo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.