Hallan pruebas arqueológicas del éxodo judío descrito en la Biblia

Un equipo de arqueólogos israelíes y estadounidenses descubrió ruinas que podrían ser una prueba del primer éxodo, la salida masiva de judíos de Egipto descrita en el Antiguo Testamento, informó el diario israelí Haaretz.

De acuerdo con el medio, los investigadores hallaron los restos de un antiguo corral en Khirbet el Mastarah, a las afueras de Jericó (Cisjordania).

Según opinan los arqueólogos, el corral podría ser parte de un asentamiento de rehenes judíos que data de la época del éxodo que, según la Biblia, tuvo lugar hace 3.200 años. Sin embargo, afirman que todavía “no hemos demostrado que estos campos son del período de los primeros israelitas, aunque es posible”.

Los investigadores tienen previsto llevar a cabo más excavaciones para encontrar más pruebas de que se trata de un asentamiento judío y no beduino, puesto que “incluso en tiempos modernos la mayoría de la población aquí es beduina”, según explicó David Ben-Shlomo, de la Universidad de Ariel, en una entrevista con el periódico británico Daily Mail.Además de las ruinas, los científicos también hallaron en el lugar restos de cerámica, aunque es posible que fueran dejados en el lugar más tarde.

El arqueólogo israelí subrayó que las ruinas se ubican en una región con condiciones climáticas adversas, algo que podría constituir una prueba de que se trata de un asentamiento temporal. Los investigadores también planean realizar excavaciones en Uja, en donde podría encontrarse otro asentamiento hebreo.

Según la Biblia, el profeta Moisés liberó al pueblo hebreo de la esclavitud en Antiguo Egipto y lo condujo hacia la Tierra Prometida. En total, más de 600.000 esclavos hebreos abandonaron el país a través de las aguas divididas del mar Rojo.

Con información de Sputnik

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.