Humedales: qué enseñan México y Colombia al mundo sobre cómo proteger “los ecosistemas más valiosos del planeta”

Más de mil millones de personas dependen de ellos para su sustento, albergan el 40% de las especies de la Tierra y proporcionan gran parte del agua que consumimos, según un nuevo informe.

¿Por qué entonces no son debidamente valorados?

Los humedales, que incluyen desde lagos y ríos a manglares y zonas costeras, son el “ecosistema más valioso del planeta por los servicios que prestan”, de acuerdo al primer informe global sobre estos hábitats, que fue publicado este jueves.

La “Perspectiva Mundial sobre los Humedales” fue elaborada por la Convención de Ramsar, un tratado mundial ratificado por 170 países para proteger esos ecosistemas y promover su uso racional.

“Las cifras son impactantes”, dijo a BBC Mundo la ecóloga colombiana Martha Rojas Urrego, secretaria general de la Convención de Ramsar.

“Los humedales se están perdiendo tres veces más rápido que los bosques y en los últimos 25 años hemos perdido el 35% de estos ecosistemas en el planeta”.

Martha Rojas UrregoDerechos de autor de la imagenRAMSAR
La ecóloga colombiana Martha Rojas Urrego es la secretaria general de la Convención de Ramsar, un tratado mundial ratificado por 170 países para proteger los humedales.

América Latina es la región donde la pérdida fue mayor, con una destrucción de 59% del área de humedales entre 1970 y 2015, según el informe.

Pero también es la sede de iniciativas exitosas, por ejemplo en México y Colombia, que Ramsar destaca como modelos para el resto del mundo.

Servicios vitales

“El valor de los humedales no se ha reconocido como se debiera”, señaló Rojas Urrego.

Y eso ha llevado a que en el caso de muchos lagos, turberas y zonas costeras cambiara su uso, con el drenaje de ecosistemas “para expansión urbana o agricultura”.

Árbol de manglar creciendo robusto en una chinampa o isla flotanteDerechos de autor de la imagenPRONATURA VERACRUZ
Con las chinampas o islas flotantes los árboles de los manglares pueden volver a establecerse en terrenos devastados por incendios para la introducción de ganado.

Otro problema ha sido la contaminación de los humedales, donde se vierte según el informe más del 80% de las aguas residuales sin tratamiento adecuado.

Es hora de que los gobiernos reconozcan las funciones cruciales que cumplen los humedales, señaló Rojas Urrego.

“El agua fresca que consumimos o que se utiliza para agricultura o energía hidroeléctrica viene directa o indirectamente de humedales, que además purifican el agua”.

“Funcionan como esponjas que retienen y regulan los flujos de agua, protegen las costas y tienen una función muy importante en la prevención de desastres”.

“Y tal vez una función no muy conocida es que las turberas almacenan más carbono que los bosques, por lo que también pueden ser una solución para la batalla contra el cambio climático”.

Técnicas de los aztecas

La Convención de Ramsar premia cada año iniciativas pioneras.

Uno de los galardones de 2018 fue para Pronatura, una ONG de México, por regenerar manglares con una técnica ancestral en el estado de Veracruz.

Hombre construyendo una chinampa con maderaDerechos de autor de la imagenPRONATURA VERACRUZ
Las chinampas consisten en elevar o hacer camas dentro de los lagos con materia orgánica en combinación con raíces y materia vegetal.
Hombres aplastando la tierra en una chinampaDerechos de autor de la imagenPRONATURA VERACRUZ
En las chinampas se usan sedimentos del propio ecosistemas. Una de las técnicas es construir la isla con madera.

“El premio fue por las ‘chinampas‘, un conocimiento de la cultura azteca que en Mesoamérica tuvo gran auge especialmente en los sistemas lagunares del Centro de México”, explicó a BBC Mundo Citlali González, directora de programas de Pronatura.

Las chinampas consisten en “elevar o hacer camas dentro de los lagos con materia orgánica en combinación con raíces y materia vegetal, y sostenerlas para hacer pequeños islotes en las lagunas que en esos tiempos ancestrales les permitían producir alimentos con toda la riqueza de los sedimentos lacustres”.

“Identificamos que esa técnica tenía un gran potencial de adaptación para restaurar los manglares aquí en el golfo de México”.

Elevar el suelo

Uno de los grandes problemas, según explicó González, ha sido expansión de los incendios para introducir ganado de manera extensiva.

“Lo que ha pasado es que esos incendios masivos de los manglares y la introducción de las vacas compactaron el suelo. Y el colapso del nivel del suelo no permite a los propágulos, las semillas de los árboles de los manglares, instalarse”.

Plantas de mangle creciendo en una chinampaDerechos de autor de la imagenPRONATURA VERACRUZ
En el suelo compactado por el ganado y los incendios, las semillas de mangle no podían instalarse. Pero las islas de terreno elevado les dan una base suficiente para echar raíces y crecer.
Islas flotantes de chinampas en manglares en VeracruzDerechos de autor de la imagenPRONATURA VERACRUZ
Poco a poco los árboles se van estableciendo en el ecosistema…
Vista panorámica de una zona de manglar regenerada con chinampasDerechos de autor de la imagenPRONATURA VERACRUZ
… y toda un área de manglar acaba siendo regenerada.

“Una idea fundamental para nosotros era recuperar el nivel del suelo para que los propágulos pudieran volver a ganar ese espacio teniendo esa base”.

Luego de muchas pruebas Pronatura logró replicar las chinampas, elevando el terreno con camas de materia orgánica y raíces del propio ecosistema.

El trabajo de la ONG es crucial. Los manglares del Golfo de México no sólo albergan una rica fauna que incluye más de 300 especies de aves migrantes o residentes, mapaches o el cocodrilo mexicano.

Los manglares son también una guardería de peces para pescadores artesanales y son además una barrera natural para proteger a las zonas costeras en casos de huracanes”.

Minga y ciencia ciudadana

En Colombia, un modelo citado en el informe es el de Laguna La Cocha, la reserva natural de agua más grande del país, en el departamento de Nariño.

“La Cocha es un sitio Ramsar”, explicó Rojas Urrego.

Laguna La CochaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
En Laguna La Cocha, en el sur de Colombia, “los habitantes de comunidades de campesinos y autoridades locales se unieron para evitar un megaproyecto hidroeléctrico que iba a cambiar totalmente los flujos de agua”, señaló Rojas Urrego.

Cuando un humedal es declarado “sitio Ramsar” por la Convención significa que cumple ciertos criterios de biodiversidad y que el gobierno se compromete a darle un uso sostenible.

“Es interesante cómo los habitantes de comunidades de campesinos y autoridades locales se unieron para evitar un megaproyecto hidroeléctrico que iba a cambiar totalmente los flujos de agua pasándolos de una cuenca, la amazónica a otra, la del Pacífico”.

La campesina María Concepción “Conchita Matabanchoy fue una de las líderes locales que impulsó la creación de una red de reservas, creando una asociación basada en el concepto tradicional de “minga asociativa” y entrenando pobladores locales en ciencia ciudadana.

María Concepción "Conchita" MatabanchoyDerechos de autor de la imagenTEDXPASTO
María Concepción “Conchita” Matabanchoy fue una de las líderes locales en La Cocha que impulsó la creación de una red de reservas y la formación de campesinos en ciencia ciudadana.

“La minga asociativa de campesinos, en este caso la Asociación Yarcocha, es una forma de ayudarse y apoyarse mutuamente, es lo que los inspiró también a asociarse con el Ministerio del Medio Ambiente, la Asociación del Desarrollo de Campesinos, WWF, etc. Toda una red de apoyo se unió para salvar ese ecosistema”, afirmó Rojas Urrego.

Para Jorge Escobar, director de la Fundación Humedales Bogotá, “La Cocha es un ejemplo de empoderamiento y un hito para Colombia, mostró que con gobernanza entre factores locales e instituciones se puede llegar a un buen manejo de ecosistemas, es un modelo a seguir y replicar”.

Humedales de Bogotá, primeros en la región

La acción ciudadana también fue clave en el caso de Bogotá, donde el 6 de agosto se declaró al complejo de humedales de la ciudad el primer humedal urbano Ramsar en toda América Latina.

“Las comunidades se organizaron en temas ambientales. Amas de casa y personas de otras profesiones formaron una red de humedales para defender los ecosistemas de la ciudad”, señaló Escobar .

Complejo de Humedales de BogotáDerechos de autor de la imagenMINAMBIENTE.GOV.CO
El 6 de agosto se declaró al complejo de humedales de Bogotá el primer humedal urbano Ramsar en toda América Latina.

Para Rojas Urrego, el mensaje principal del informe publicado este jueves es que los humedales no deben ser sólo un motor de conservación sino de desarrollo y beneficio para toda la sociedad.

Y es necesario protegerlos “no sólo por la importancia de los humedales desde el punto de vista ecológico, sino porque los necesitamos para enfrentar retos como la escasez de agua, la necesidad de reducir y eliminar la pobreza y el cambio climático”.

Con información de BBC Mundo

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.