La dirigente birmana Suu Kyi promete “transparencia” en crisis por los rohinyás

La dirigente birmana Aung San Suu Kyi prometió este lunes en Tokio más transparencia en la gestión de su gobierno de la crisis de la minoría de los rohinyás, en momentos en que Birmania busca atraer inversiones en una cumbre regional en Japón.

“Yo estoy lista para reconocer que tenemos desafíos que afrontar, en particular en lo que concierne a Rakáin y las dificultades que tenemos en el frente de la paz”, declaró la dirigente en referencia al estado del oeste de Birmania donde vivían los integrantes de la minoría musulmana de los rohinyás.

Más de 700.000 rohinyás huyeron a fines de 2017 por la violencia de los militares birmanos y las milicias budistas y se refugiaron en el vecino Bangladés, donde viven desde entonces en inmensos campamentos improvisados. La ONU se refiere a un caso de “genocidio”.

“No ocultamos este hecho a nuestros amigos”, dijo ante una audiencia de hombres de negocios japoneses, en el marco de una cumbre que prevé reunir en Tokio a representantes de países del sureste asiático.

La premio Nobel de la Paz, quien fuera ícono de la democracia, fue criticada por su frialdad, su falta de compasión y acción ante la represión contra los musulmanes rohinyás. Suu Kyi nunca condenó la violencia.

“Queremos ser muy abiertos y transparentes hacia nuestros amigos”, dijo. “Si ustedes tienen preocupaciones, inquietudes, discutamos abiertamente por favor”, añadió.

La dirigente birmana tiene previsto reunirse el martes con el primer ministro japonés Shinzo Abe, anfitrión de la cumbre.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.