La mexicana Daniela Rea lanza un grito de alarma contra los asesinatos de periodistas

“Nos pueden matar, nos pueden hacer desaparecer, despedir y no pasa nada”, acusa la periodista mexicana Daniela Rea, ganadora del primer premio Breach/Valdez, en homenaje a dos reporteros asesinados en 2017, en una entrevista para la AFP.

Se encuentra casi cada mes en México el cuerpo sin vida de un periodista, abatido en su coche, o delante de su domicilio. “La impunidad es la raíz de gran parte de los problemas que encuentran los periodistas en México”, asegura la joven periodista, que publicó “México: Narcopolítica y periodismo”, testimonios de periodistas y de sus familiares recogidos con Emiliano Ruiz Parra y Alejandro Almazán.

Rea pide “mejores condiciones de trabajo” para sus colegas y, sobre todo, el final de la “impunidad” generalizada.

Al llegar a París el pasado fin de semana, Rea se enteró de la muerte de Mario Gómez, de 35 años, un periodista del diario Heraldo en el estado sureño de Chiapas. El noveno periodista asesinado este año en el país: un triste récord del mundo si se deja a un lado la Siria en guerra.

Nacida en Guanajuato, en el centro de México, Rea, de 35 años, cubrió numerosos conflictos sociales para el diario Reforma y realizó “No sucumbió la realidad”, un documental sobre el testimonio de dos familiares de víctimas, recompensado en el Festival Internacional de Cine de Morelia.

Cerca de 120 periodistas fueron asesinados en México desde el año 2000, y al menos 21 de ellos están en paradero desconocido, según Reporteros Sin Fronteras.

Los periodistas están solos y los culpables están en todas partes, denuncian los autores del libro “Narcopolítica y periodismo”.

– Ningún lugar “seguro” –

Esos culpables son los traficantes, por supuesto, pero también gobernadores de estados, alcaldes, jefes de medios de comunicación sometidos a los poderes locales o que dejan a los periodistas sin protección e incluso compañeros de profesión cómplices de los narcos.

“Ningún lugar del mundo me parece seguro. El miedo te produce angustias, depresiones, te provoca preguntarte si tiene sentido dedicarte a esto y exponer a las personas a las que más amas”, cuenta la periodista.

Vivir con miedo también implica tener pesadillas sangrientas o hacerse tatuar un símbolo para que nuestros familiares nos encuentren en una fosa común, como hizo una de sus amigas, dice Rea, que es madre de dos niños.

Los fondos del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, creado en 2012 por el Estado mexicano, disminuyeron este año, y el presupuesto para 2019 debe ser validado por el Congreso mexicano en diciembre, días después de la investidura oficial del nuevo presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Ese mecanismo “no tiene recursos ni independencia”, al igual que la fiscalía especial para la vigilancia de los delitos cometidos contra la libertad de expresión, lamenta la periodista mexicana.

Rea milita por una mejora de las condiciones de trabajo cada vez más precarias de los periodistas y pide un verdadero salario mensual para vivir, así como medios para investigar y proteger a los profesionales del sector.

El premio Breach/Valdez, promovido por la ONU, la Unesco, la Agencia France Presse, la embajada de Francia en México y la universidad Iberoamericana, le permitió a Daniela Rea dar conferencias y recibir una beca de investigación.

El galardón rinde homenaje a los periodistas mexicanos Javier Valdez, colaborador de la AFP, y Miroslava Breach, ambos asesinados mientras trabajaban.

Con información de AFP

Ayuda a mantener en línea nuestro WebServer. Te necesitamos para poder seguir haciendo publicaciones y seguir generando contenido.